28/6/10

COMUNICACIÓN



Cuando recién comenzaba este blog, y casi nadie me leía, escribí mis reflexiones sobre la falta de comunicación que prima en muchas de nuestras relaciones con amigos, parejas, compañeros de trabajo, vecinos, etc. Justo en estos días en que alguien conocido ha terminado una relación que yo al menos no considero rota, desde el punto de vista afectivo, sino más bien se ha producido un alejamiento por esa falta en la que la mayoría de nosotros con tanta frecuencia incurrimos, a veces sin darnos cuenta, quise traer a este espacio lo que al respecto pensaba en voz alta entonces, a ver que opinan ustedes con respecto a ello.

Entonces escribí….

Nos hemos distanciado tanto, nuestro crecimiento ha ido en sentidos totalmente opuestos.
Necesito tomar decisiones pero no acierto a entender del todo la situación, no sé por dónde empezar. Esto se ha convertido en un círculo vicioso, en una pataleta constante entre niños malcriados que cuando no consiguen lo que quieren castigan al culpable con la indiferencia, el silencio, la humillación, el aniquilamiento… Se llega a algún sitio con esta actitud?
Qué hago para encausar mi vida correctamente, para construir en vez de destruir, para acercar en vez de alejar, para agradar en vez de herir.

No logro entender lo que ocurre. Con lo bonito que podría ser todo si pusiéramos un poco de nuestra parte. Será el amor, ese sentimiento hacia otra persona que nos atrae, que nos completa, que nos alegra, que nos da energía para convivir, para crear, para comunicarnos lo que falla? NOOOOO.
COMUNICACION, es eso lo que falla, ese trato, esa correspondencia entre las personas esa empatía con el otro.

Abstenernos de comunicar nuestros sentimientos, pensamientos, esperanzas, o miedos a la persona con la que compartimos nuestra vida, ya sea por vergüenza, ya sea por temor a menoscabar nuestra posición, ya sea por el motivo que sea, es eso lo que acaba conduciendo inevitablemente a la destrucción de la relación. Puede que no ocurra nada espectacular, que no se produzcan grandes discusiones o arrebatos, pero si muere el diálogo, la relación morirá con él más tarde o más temprano. Se corre el riesgo de acabar con una relación que se mantiene por pura inercia, por comodidad, o como algunos dicen “estar por estar”.

COMUNICACIÓN. Con frecuencia acusamos, agredimos, peleamos, no preguntamos las causas de un comportamiento, sino que preconcebimos una idea. Es importante abrirnos a los demás para conocerlos y que nos conozcan. Si no lo hacemos no podremos conocer la riqueza que hay dentro de cada uno. Si somos una caja cerrada, nadie va a poder conocer lo que hay en nuestro interior.

El diálogo es algo maravilloso que une a dos seres, pero muchas veces éste se ve truncado por barreras como son la falta de conocimiento mutuo, el cansancio, los pocos intereses en común, el no saber escuchar, las preocupaciones y los estados nerviosos, el no saber encontrar las oportunidades adecuadas, el miedo a la reacción del otro, la falta de capacidad, la falta de respeto, y otras tantas razones.
Sería ideal intentar establecer unas reglas de diálogo basadas en la humildad, paciencia, oportunidad, constancia, renovación, sinceridad, calidez, respeto; de manera que se llene el vacío que produce en nuestras vidas esa falta de comunicación, y que logremos romper las barreras, aplicando un gran interés y ganas de mejorar, para lograr alcanzar la UNION que tantos dolores de cabeza nos ahorraría.

Etiquetas:

18/6/10

SE FELIZ






Puedes tener defectos, vivir ansioso y estar irritado...algunas veces, pero no olvides que tu vida es para ti el proyecto más importante... el único proyecto importante.

Solo tú puedes lograr que sea un éxito, y no un fracaso. Hay muchas personas que te necesitan, te admiran y te quieren.

Es necesario que siempre recuerdes que ser feliz no es tener un cielo sin tempestades, caminos sin accidentes, trabajos sin cansancio, relaciones sin decepciones.

Ser feliz es encontrar fuerza en el perdón, esperanza en las batallas, seguridad en el miedo, amor en los desencuentros.

Ser feliz no es sólo complacerse en la sonrisa de un rostro amable, sino también saborear la tristeza del rechazo.

Ser feliz no es sólo celebrar el éxito embriagador, sino aprender la lección del fracaso amargo. No es sólo engreírse en la alegría de los aplausos, sino disfrutar la paz satisfecha del anonimato.

Ser feliz es reconocer que vale la pena vivir la vida, a pesar de todos los desafíos, incomprensiones y períodos de crisis.

Ser feliz no es una dádiva de la buena suerte, sino un logro de quien sabe adentrarse en su propio ser.

Ser feliz es sentirse agradecido al despertar cada mañana por el milagro de la vida propia y de la de todos los seres humanos que encontramos cada día.

Ser feliz es no tener miedo de los propios sentimientos.
Es saber hablar de si mismo.
Es tener coraje para oír un “NO".
Es tener seguridad para recibir una crítica, justa o injusta.

Ser feliz es besar a los hijos, mimar a los padres y disfrutar momentos gratos con los amigos, aunque todos ellos a veces nos hieran e incluso alguna vez nos traicionen...

Ser feliz es dejar vivir al niño libre, alegre, natural y espontáneo que vive dentro de cada uno de nosotros.

Ser feliz es tener la madurez para decir "ME EQUIVOQUÉ "
Es tener la osadía para decir "PERDÓNAME "
Es tener la confianza para decir "TE NECESITO"
Es tener el compromiso para decir "TE AMO"

Ser feliz es ver la vida como un jardín de hermosas oportunidades, y no una selva de enmarañados problemas.

Ser feliz es gozar la alegría y el color de tus primaveras. y también el silencio y la calma de tus inviernos.

Ser feliz es, cuando equivocas el camino, regresar y comenzar de nuevo desde el principio.

Ser feliz es vivir apasionado por la vida y descubrir que... La vida no es perfecta, y por ello, tenemos que cultivar, con fortaleza y tenacidad, la tolerancia.

Por ello, porque la vida no es perfecta, ser feliz es aprovechar las pérdidas para recuperar con paciencia las ganancias, aprender de los errores para construir con serenidad la excelencia, enfrentar el dolor con entereza para lograr luego el culmen del placer, librar los obstáculos para ejercitar con habilidad la inteligencia.

Jamás desistas. Nunca te declares vencido... Jamás te alejes de las personas que amas. Jamás pienses que no es posible ser feliz, pues la vida es un espectáculo maravilloso en el que tú eres, como ser único y especial, el protagonista y la estrella principal!!!

(desconozco el autor)

Etiquetas:

11/6/10

CUIDEMOS NUESTROS PENSAMIENTOS


Cuidado con tus actos; que se volverán costumbres. Cuidado con tus costumbres; que será tu carácter. Cuida tu carácter, que será tu destino, será tu vida.... "La vida es un jardín”. Lo que siembres en ella, eso te devolverá.

Así que elige semillas buenas, riégalas y con seguridad tendrás las flores más hermosas. Cada acto, palabra, sonrisa o mirada, es una simiente. Procura, entonces, que caiga tu simiente en el surco abierto del corazón de los hombres y vigila su futuro. Procura, además, que sea como el trigo que da pan a los pueblos, y no produce espinas y cizaña que dejan estériles las almas.

Muchas veces sembrarás en el dolor, pero esa siembra traerá frutos de gozo. A menudo sembrarás llorando, pero, ¿quién sabe si tu simiente no necesita del riego de tus lágrimas para que germine?

No tomes las tormentas como castigos. Piensa que los vientos fuertes harán que tus raíces se hagan más profundas, para que tu rosal resista mejor lo que habrá de venir. Y, cuando tus hojas caigan, no te lamentes; serán tu propio abono, reverdecerás y tendrás flores nuevas. Cada acto, cada palabra, cada sonrisa, cada mirada es una simiente.

Procura hacer siempre: 'una siembra de amor'

(desconozco el autor)

Etiquetas:

4/6/10

EL ARBOL QUE PERDIO SU INFANCIA




Pinto era un pino de Oregón que, desde
pequeño, soñaba con ser grande.
Su especie llegaba a alcanzar los sesenta
metros. Le habían dicho que la vista desde
las grandes alturas era maravillosa.

Sus amigos le mostraban distintas bellezas
naturales, pequeñas plantas, flores,
insectos, grandes animales y hasta personas,
pero no les prestaba atención;
iba creciendo y siempre sucedía lo mismo,
lo único que le interesaba
era lograr una gran altura.

Al llegar a la estatura deseada
confirmó que el panorama desde tan alto
era espectacular.

En las conversaciones con sus amigos,
escuchaba cosas muy extrañas para él,
hablaban de chicos jugando a la pelota,
de perros que corrían, de abejas que se
posaban sobre las flores, y
cantidades de comentarios
sobre seres que no llegaba
a distinguir desde allá arriba.

Pero ya no pudo bajar para conocerlos,
se los había perdido mientras esperaba
llegar bien alto.

El futuro es para soñar;
el presente, para disfrutar.

Autor: Gustavo Fingier

Etiquetas: