28/11/09

SER COMO ELEFANTES

Debemos ser como elefantes …
Con pies grandes y pesados…
Para tenerlos bien fijos en la tierra
y no elevarnos.
Con orejas grandes … Para aprender a oír
y no actuar a ciegas.
Con boca chica … Para no andar parafraseando,
ni hablando de más.
Con colmillo largo …
Para saber actuar en momentos difíciles.
Tener piel áspera y dura …
Para aguantar los embates de los demás.
Tener cola corta …
Para que nadie, por más que quiera,
pueda hablar de ti.
Tener su memoria …
Para que nunca olvides quién
realmente eres.
Y como el elefante, que cuando sabe que va
a morir regresa a su lugar de origen,
igualmente tú, cuando sientas que haz caído
en lo más profundo, que no puedes salir
y no encuentras ni un rayo de luz
dentro del laberinto en que estás inmerso,
que lo has perdido todo y no te queda nada,
regresa a tu lugar de origen,
regresa a tu naturaleza,
regresa a ser tú nuevamente,
porque tal vez,
¡por la falta de memoria olvidaste quién realmente eres!
(desconozco el autor)

Etiquetas:

25/11/09

ACEPTACION


Había una vez un reino feliz que solamente tenía un problema: un ogro se había instalado en la montaña más alta e inaccesible y acosaba a sus habitantes sin cesar. Un buen día tuvo la osadía de raptar a la hija única del rey y llevarla a su castillo en lo alto de la montaña.
El rey, desesperado, publicó un edicto en el que ofrecía la mano de la princesa a quien la rescatase del ogro.
Se presentaron dos caballeros: uno con una magnífica armadura nueva y reluciente, y el otro, un pobre caballero que había cogido prestada la armadura de su padre, que era vieja y, además, le venía algo grande.
Ambos estaban tan enamorados de la princesa, que se arriesgaron a subir donde el ogro tenía su castillo. Cuando estaban preparándose para su tarea, llegaron noticias de que el ogro se había ido a otra cueva a cazar. Desde la cueva vigilaba el camino al castillo, de forma que nadie podría subir sin que él lo viese. Los caballeros, asombrados de su suerte, iniciaron la escalada. Cuando llegaron al lugar que estaba bajo la vigilancia del ogro, este les vio y les lanzó dos certeras flechas. Les dio a ambos en el hombro, en el mismo lugar, causándoles un dolor insoportable. Además, comenzó a gritarles: “Con esa flecha en el cuerpo nunca llegaréis al castillo, ni podréis subir las murallas. Perderéis mucha sangre, moriréis antes de llegar. Volved atrás”.
El caballero de la armadura reluciente pensó, “Lleva razón”, y bajó rápido, pensando: “Necesito estar fuerte para llegar; en cuanto me cure y me sienta bien, volveré y venceré al ogro”.
El de la armadura vieja hizo oídos sordos y con el mismo dolor y sufrimiento que el otro, siguió hacia arriba. Llegó al castillo, agotado y dolorido; pero según se acercaba se le olvidaban el dolor y su herida.
Finalmente rescató a la princesa y se casó con ella, llegando a ser un rey muy querido en aquella nación.
El caballero pobre no dio importancia a la herida y al dolor, mientras que el otro cayó en la trampa de pensar que primero debería sentirse bien para luego hacer lo que tanto anhelaba.
El pobre, frente a su deseo de alcanzar su meta, no dio importancia a su herida ni hizo caso a los pensamientos que el ogro puso en su cabeza, mientras que el otro concedió importancia a sentirse bien, por encima de sus valores.

Es importante tener claro qué es nuestra “princesa”, es decir, identificar los valores por los que nos merece la pena arriesgarnos a sentir todo el sufrimiento que sea necesario. La identificación de nuestros valores y de aceptación del sufrimiento nos ayudan en el camino hacia lo que da sentido a nuestra vida. Hay pensamientos muy dañinos porque no nos dejan que comprobemos si son reales o no.
(DESCONOZCO EL AUTOR)

Etiquetas:

21/11/09

CELEBRA LA VIDA


No se si soñaba, no se si dormía
y la voz de un ángel dijo que te diga
celebra la vida.
Piensa libremente ayuda a la gente
y por lo que quieras lucha y se paciente
lleva poca carga, a nada te aferres
porque en este mundo nada es para siempre
Búscate una estrella que sea tu guía
no hieras a nadie reparte alegría
Celebra la vida, celebra la vida
que nada se guarda, que todo te brinda
celebra la vida, celebra la vida
segundo a segundo y todos los días
Y si alguien te engaña al decir te quiero
pon mas leña al fuego y empieza de nuevo
no dejes que caigan tus sueños al suelo
que mientras mas amas
mas cerca esta el cielo
Grita contra el odio, contra la mentira
que la guerra es muerte y la paz es vida
Celebra la vida, celebra la vida
que nada se guarda, que todo te brinda
celebra la vida, celebra la vida
segundo a segundo y todos los días
No se si soñaba no se si dormía
y la voz de un ángel dijo que te diga...
Celebra la vida, celebra la vida
y deja en la tierra tu mejor semilla
celebra la vida, celebra la vida
que es mucho mas bella cuando tu me miras
celebra la vida, celebra la vida...

(Autor: Nicolás Urquiza, intérprete Axel. Para quienes la quieran escuchar tienen el video en el lateral)

Etiquetas:

17/11/09

EL PROBLEMA




Cuentan que cierto día en un monasterio Zen-Budista, los monjes se encontraron con la muerte de uno de sus guardianes y fue preciso encontrar un substituto. El Gran Maestro convocó a todos los discípulos para determinar quién sería el nuevo centinela. El Maestro, con mucha tranquilidad y calma, dijo: - Asumirá el puesto el primer monje que resuelva el problema que voy a presentar. Entonces, colocó una preciosa mesita de finas maderas en el centro de la enorme sala en que estaban reunidos, y encima de ésta colocó un jarrón de porcelana con un diseño de exquisito gusto y refinamiento, con varias rosas amarillas de extraordinaria belleza en él. Y dijo así: - ¡Aquí está el problema! –señalando directamente al precioso jarrón. Todos quedaron asombrados mirando aquella escena: un jarrón de extremo valor y belleza, con maravillosas flores en su interior. ¿Qué representaría? ¿Qué hacer? ¿Cuál era el enigma encerrado detrás de todo esto? ¿Dónde estaba el problema? En ese instante, uno de los discípulos sacó una espada, miró al Gran Maestro y a todos sus compañeros, se dirigió al centro de la sala y... ¡zas! Blandiendo la espada, destruyó todo de un solo golpe. La escena fue impresionante. Tan pronto el discípulo retornó a su lugar, el Gran Maestro dijo con voz contundente: - Usted será el nuevo Guardián del monasterio.
(desconozco el autor)

Etiquetas:

12/11/09

LA VASIJA AGRIETADA



















Un cargador de agua de la India tenía dos grandes vasijas que colgaba en los extremos de un palo y que llevaba encima de los hombros. Una de las vasijas tenía varias grietas, mientras que la otra era perfecta y conservaba toda el agua al final del largo camino a pie, desde el arroyo hasta la casa de su patrón, pero cuando llegaba, la vasija rota solo tenia la mitad del agua.
Durante dos años completos esto fue así diariamente, desde luego la vasija perfecta estaba muy orgullosa de sus logros, pues se sabía perfecta para los fines para los que fue creada. Pero la pobre vasija agrietada estaba muy avergonzada de su propia imperfección y se sentía miserable porque solo podía hacer la mitad de todo lo que se suponía que era su obligación.

Después de dos años, la tinaja quebrada le habló al aguatero diciéndole: "Estoy avergonzada y me quiero disculpar contigo porque debido a mis grietas solo puedes entregar la mitad de mi carga y solo obtienes la mitad del valor que deberías recibir."
El aguatero apesadumbrado, le dijo compasivamente: "Cuando regresemos a la casa quiero que notes las bellísimas flores que crecen a lo largo del camino." Así lo hizo la tinaja. Y en efecto vio muchísimas flores hermosas a lo largo, pero de todos modos se sintió apenada porque al final, solo quedaba dentro de si la mitad del agua que debía llevar. El aguatero le dijo entonces "¿Te diste cuenta de que las flores solo crecen en tu lado del camino? Siempre he sabido de tus grietas y quise sacar el lado positivo de ello. Sembré semillas de flores a todo lo largo del camino por donde vas y todos los días las has regado y por dos años yo he podido recoger estas flores para decorar el camino de este hermoso jardín. Si no fueras exactamente como eres, con todo y tus defectos, no hubiera sido posible crear esta belleza."

(desconozco el autor)

Etiquetas:

8/11/09

LA FABULA DEL LAPIZ



Un niñito miraba a la abuela escribir una carta. En un momento dado, le preguntó: Abuela, ¿estás escribiendo una historia que nos sucedió a nosotros? ¿Es por casualidad, una historia sobre mí? La abuela dejó de escribir, sonrió y le comentó al nieto: Estoy escribiendo sobre ti, es verdad. Ahora bien, más importante que las palabras es el lápiz que estoy usando. Me gustaría que tú fueras como él, cuando crezcas. El niño miró el lápiz, intrigado, y no vio nada especial. Pero, si es igual a todos los lápices que he visto en mi vida! Todo depende de cómo mires las cosas. Hay cinco cualidades en él que, si consigues conservarlas, te harán siempre una persona en paz con el mundo.

Primera cualidad: Puedes hacer grandes cosas, pero no debes olvidar nunca que existe una Mano que guía tus pasos. A esa Mano la llamamos Dios y Él debe conducirte siempre en la dirección de Su voluntad.

Segunda cualidad: De vez en cuando necesito dejar de escribir y usar el sacapuntas. Con eso el lápiz sufre un poco, pero al final está más afilado. Por tanto, has de saber soportar algunos dolores, porque te harán ser una persona mejor.

Tercera cualidad: El lápiz siempre permite que usemos una goma para borrar los errores. Debes entender que corregir una cosa que hemos hecho no es necesariamente algo malo, sino algo importante para mantenernos en el camino de la justicia.

Cuarta cualidad: Lo que realmente importa en el lápiz no es la madera ni su forma exterior, sino el grafito que lleva dentro. Por tanto, cuida siempre lo que ocurre dentro de ti.

Por último, la quinta cualidad: El lápiz, siempre deja una marca. Del mismo modo, has de saber que todo lo que hagas en la vida dejará huellas y procura ser consciente de todas tus acciones.

Este cuento lo escuché en voz de María Cristina Salas en el blog http://www.mariacristinasalas.blogspot.com/ y me gustó de manera especial el mensaje que encierra, por lo que quise compartirlo. Aprovecho para invitarles a visitar este blog en el que guíados por la maravillosa voz de su anfitriona recibirán el poder extraordinario de los mensajes que encierran los cuentos.

Etiquetas:

5/11/09

LA PARABOLA DE LA ROSA



















Un hombre plantó una rosa y trabajó regándola
constantemente. Antes que de ella apareciese algún
indicio, el la examinó y vió el botón que en breve
abriría, mas notó espinas sobre el tallo
y pensó, "Como puede una flor tan bella venir de una
planta rodeada de espinas tan afiladas?"
Entristecido por este pensamiento, el se negó a regar
la rosa y antes de estar pronta para abrir, ella murió.
Así sucede con muchas personas.
Dentro de cada alma hay una rosa:
Son las cualidades dadas por Dios.
Dentro de cada alma tenemos también las espinas:
Solo falta que crezcan nuestras rosas.
Muchos de nosotros nos miramos y vemos solo
las espinas,los defectos. Nosotros nos desesperamos,
pensando que nada de bueno puede venir de nuestro
interior. Nos negamos a regar, a cultivar dentro nuestro,
y consecuentemente, eso muere. Nunca percibimos
nuestro gran potencial.
Algunas personas no ven la rosa dentro de ellas mismas.
Por lo tanto alguien mas debe mostrárselas.
Uno de los mayores dones que una persona puede
poseer o compartir es ser capaz de pasar por las espinas
y encontrar la rosa dentro de otras personas.
Esta es la característica del amor.
Mirar una persona y conocer sus verdaderas faltas.
Aceptar a aquella persona en su vida, en cuanto
reconoce la belleza en su almay ayudarla a percibir que
ella puede superar sus aparentes imperfecciones.
Si nosotros mostramos a esas personas la rosa que está
creciendo en su interior, ellas superarán sus propias
espinas. Solo así ellas podrán ver abrirse sus rosas,
muchas veces.
(DESCONOZCO EL AUTOR)

Etiquetas:

2/11/09

CUENTO PARA APRENDER A APRENDER


Un día, un becerro atravesó un bosque virgen para volver a su pastura. Como era un animal y no podía darse cuenta, abrió un sendero tortuoso, lleno de curvas, subiendo y bajando colinas para llegar donde quería. Al día siguiente, un perro usó ese mismo sendero para atravesar el bosque.
Después fue el turno de un carnero, jefe de un rebaño, que viendo el camino marcado hizo a sus compañeros seguir por allí. Más tarde, los hombres comenzaron a usar ese sendero: entraban y salían, giraban a la derecha y a la izquierda, descendían, se desviaban de obstáculos, quejándose y maldiciendo, con toda razón. Pero no hacían nada para crear una nueva alternativa. Después de tanto uso, el sendero acabó convertido en un amplio camino donde los pobres animales se cansaban bajo pesadas cargas, obligados a recorrer en tres horas una distancia que podría haber sido vencida en treinta minutos, si no hubieran seguido el sendero abierto por el becerro.
Pasaron muchos años y el camino se convirtió en la calle principal del poblado y, finalmente, en la avenida principal de la ciudad. Todos se quejaban del trayecto porque peor no podía ser.
Mientras tanto, el sabio bosque se reía, al ver que los humanos tienen la tendencia a seguir ciegamente los caminos que ya han sido abiertos, sin cuestionarse nunca si esa es la mejor elección.

(desconozco el autor)

Etiquetas: