Seguidores

PREMIO EMANCIPACION

PREMIO EMANCIPACION
Gracias Paco por este premio que me llena de emoción

12/11/11

LA ASAMBLEA DE LAS HERRAMIENTAS



Cuentan que en la carpintería hubo una vez una extraña asamblea. Fue una reunión de herramientas para arreglar sus diferencias. El martillo ejerció la presidencia, pero la asamblea le notificó que tenía que renunciar. ¿La causa? ¡Hacía demasiado ruido! Y, además, se pasaba el tiempo golpeando.
El martillo aceptó su culpa, pero pidió que también fuera expulsado el tornillo; dijo que había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo.
Ante el ataque, el tornillo aceptó también, pero a su vez pidió la expulsión de la lija. Hizo ver que era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás.
Y la lija estuvo de acuerdo, a condición de que fuera expulsado el metro que siempre se la pasaba midiendo a los demás según su medida, como si fuera el único perfecto.
En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo. Utilizó el martillo, la lija, el metro y el tornillo. Finalmente, la tosca madera inicial que se convirtió en un lindo mueble.
Cuando la carpintería quedó nuevamente sola, la asamblea reanudó la deliberación. Fue entonces cuando tomó la palabra el serrucho, y dijo: "Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestros puntos malos y concentrémonos en la utilidad de nuestros puntos buenos".
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba fuerza, la lija era especial para afinar y limar asperezas y observaron que el metro era preciso y exacto.
Se sintieron entonces un equipo capaz de producir muebles de calidad. Se sintieron orgullosos de sus fortalezas y de trabajar juntos.


(desconozco el autor)

Cuando el personal de un equipo de trabajo suele buscar defectos en los demás, la situación se vuelve tensa y negativa. En cambio, al tratar con sinceridad de percibir los puntos fuertes de los demás, florecen los mejores logros. Es fácil encontrar defectos, pero encontrar cualidades es una labor para los espíritus superiores que son capaces de inspirar el éxito de los demás



61 comentarios:

  1. Precioso e instructivo cuento.
    Todos somos útiles siempre que sepamos dar de nosotros lo mejor para los demás y para sí mismos.
    Besos Belkis y ánimo.

    ResponderEliminar
  2. "Es lógico que busque los defectos, ya que para cualidades las mías", que dice a menudo cualquier prepotente martillo -yo diría inútil-.

    Saludos Belkis

    ResponderEliminar
  3. Hace bastante tiempo, en algún sitio, había leído esta fábula.
    Tiene mucha razón, todos tenemos defectos, pero también cosas buenas, y todos somos importantes si sabemos hacer uso de nuestras virtudes.
    Fijémonos pues tanto en nuestras virtudes como en las de los demás y no dejemos que los defectos nos oscurezcan la vista.

    Un beso, querida amiga.

    ResponderEliminar
  4. Efectivamente vemos los defectos de los demás, miramos con negatividad a quienes nos rodean, cuando es mucho más productivo y bueno fijarnos en las cualidades. Buien relato como siempre , gracias por compartir querida Belkis, un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Muy bonita historia Belkis es algo que nos pasa casi siempre con las personas es difícil verles el lado bueno.

    ResponderEliminar
  6. Sí Señor, una fábula muy instructiva y constructiva (Nunca mejor dicho).

    Estas son la clase de ideas que habría que difundir, que a más de uno le haría falta "aplicarse el cuento".

    Un Beso de Lija, que estoy sin afeitar... Y el de tornillo no es lo más prudente ;)

    ResponderEliminar
  7. Belkis, bonito relato, nos has hecho pensar. Ánimos para seguir escribiendo que te observo algo dejada.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  8. Hola paso volando avisando que, mi blog está de fiesta por llegar a 1000 seguidores,doy un premio y os dejo un vídeo com mi voz dedicado a una gran poeta y amiga que admiro y quiero Alma Mateos Taborda.
    Si puedes te pasas
    Te dejo mi ternura
    Sor. Cecilia

    ResponderEliminar
  9. Hola Belkis, es un hermoso cuento, aplicable a todas las esferas de la vida y actividades en grupo.
    Gracias por publicarla, hace tiempo que no la leía por ningún lado.

    ResponderEliminar
  10. Precioso texto mi amiga Belkis, todos tenemos nuestros defectos y nuestras virtudes, en vez de mirar lo malo de cada uno, miremos lo bueno que tenemos todos y seguro que nuestro entorno cambiaria.
    Te dejo un calido y fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Precioso cuento, no lo conocía. Me ha gustado mucho porque contiene una gran enseñanza.Un beso, belkis.

    ResponderEliminar
  12. menuda historia.
    Como siempre aleccionando, todos debemos de saber ver el merito de los demas.
    Gracias feliz semana

    ResponderEliminar
  13. La de veces que he pensado eso, sin embargo no conocía el cuento, pero sí, lo plasma a la perfección.

    ResponderEliminar
  14. Una fabula preciosa la desconocía me gusta
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  15. Cuento que viene de lujo para el momento actual. Me ha encantado.

    Un besazo.

    PD: tus palabras porteriores son las que deberían dar los políticos, por lo tanto, chapó por ti.

    ResponderEliminar
  16. Totalmente de acuerdo con el cuento. Buscando los defectos y no los puntos fuertes es como el hombre acostumbra a dañarse. De tal forma se echan a perder muchos trabajos que podrían llegar a ser excelentes.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  17. No conocía esta fábula que me ha encantado Belkis, y con ella nos invitas a la reflexión.

    Y es que cada persona tenemos nuestras cualidades y defectos, pero no debemos fijarnos en el lado negativo, sino en las cualidades, para hacer de ellas lo mejor de nosotros.

    Porque nadie es perfecto, y no debemos hacer de los defectos como algo oscuro, sino intentar modificarlos o suavizarlos.


    Un beso.

    ResponderEliminar
  18. MI querida amiguita.
    Muy buena tu cuento. Precioso. Todos tenemos nuestros defectos pero en las cualidades muchas veces tenemos la verdadera importancia de nuestras vidas.
    Besitos.
    Victor Gil

    ResponderEliminar
  19. ¡Excelente!. En colaboración con los demás y sacando o mejor dicho poniendo, lo mejor de cada uno.

    Besos

    ResponderEliminar
  20. Belkis, me lo he pasado muy bien leyendo el cuento. Es toda una gran metáfora de las ventajas del trabajo en equipo, de la mente abierta y positiva a cualquier adversidad, donde todos los elementos son imprescindibles para lograr un buen y feliz resultado. Valorar aquellos aspectos que facilitan el buen entendimiento y opacar o "limar", lo que impide una colaboración eficaz. Cuántas energías se pierden cuando se está pendiente del defecto ajeno y no en poner el valor las partes que aglutinan.
    Gracias por esta entrada tan reflexiva y amena.
    Abrazos, amiga

    ResponderEliminar
  21. Una excelente y sabia fábula Belkis.

    Trabajar en grupo reconociendo nuestras habilidades es grandioso.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  22. Olá, Belkis
    Que boa lição nos dá esta história! Todos são importantes, cada um com suas qualidades e defeitos e o melhor mesmo é unirmos esforços para que o mundo possa ser melhor!
    Beijinho
    Quicas

    ResponderEliminar
  23. Belkis,me ha encantado tu cuento.Cuando somos capaces de unirnos,compartiendo,aprendiendo y valorando a cada uno...surge la creación precisa y preciosa,que nos impulsa a la fé,a la esperanza y al amor...El mundo,nuestro mundo necesita de esa unidad urgentemente.
    Mi felicitación por tu claridad y mi abrazo inmenso por tu bien hacer,amiga.
    FELIZ SEMANA Y BIENVENIDA DE NUEVO.
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  24. Tus cuentos nos llevan hacia la realidad.... gracias


    Paco

    ResponderEliminar
  25. Qué genial, Belkis!! Está en el alma del lider el obtener lo mejor de sus liderados.

    Qué visión interesante, en todos hay algo bueno, a pesar de lo aparentemente no tan bueno.

    Un beso y buena semana!!

    ResponderEliminar
  26. De la armonización sale la obra bien hecha: sólo la suma puede alcanzar la perfección.

    ResponderEliminar
  27. Hola amiga. Me ha encantado tu cuento
    En estos tiempos que nos ha tocado vivir creo que nos viene ideal. Deveríamos copiar de estas herramientas y entre todos trabajar duro y en equipo. Tenemos que ver el lado bueno de las cosas y no ser tan pesimistas. Limemos asperezas y con ilusión y tesón todos unidos saldremos de esta.
    UN ABRAZO BELKIS

    ResponderEliminar
  28. Hola Belkis,un precioso cuento para aplicárselo uno de moraleja.
    Y es que a pesar de esa crítica destructiva, llena de defectos que todos tenemos y que no podemos esconder aunque nos disfracemos, existe algo que es la utilidad y todos tenemos cualidades y razones suficientes para demostrarlo día a día.
    Todas ellas pueden ser buenas herramientas, si se utilizan sin menosprecio en el trabajo diario y para un fin común.

    Te saludo amiga. Un abrazo. Juan.

    ResponderEliminar
  29. Me uno a los anteriores comentarios y te felicito por traer a colacción esta fábula en estos momentos tan dificiles que vivimos. Trabajar en equipo es la mejor receta para salir de los líos en los que nos vemos envueltos.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  30. Mi querida Belkis,te he sentido en mi blog,eres un amor,amiga.Llegas siempre por encima de todo,y ello te lo agradezco inmensamente.Siempre fuíste una "gran columna"en la blogosfera y me siento orgullosa de sentir tu apoyo y tu amistad.
    Mi abrazo inmenso y espero que todo te vaya bien,amiga.
    Te dejo mi correo por si algún día quieres decirme algo,estaré encantada... majecarmu@hotmail.com
    M.Jesús

    ResponderEliminar
  31. No sabía nada de esta fábula. Jamás la habia leido, ni me la habian explicado. Es un cuento bonito y ej emplar, como todas las fábulas. no hay inútiles, todos somos necesarios. En una gran verdad..reccibe uan fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  32. de acuerdo con todo por la bellesa del cuento y su moraleja , pero sigo pensando en dejar fuera a la lija , esa lo cambia todo y me encanta lo original . asi nace tofo . Ranulfo

    ResponderEliminar
  33. Muy bueno y didáctico. Me ha encantado. Un gran cuento. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  34. Querida Belkis, como siempre tan acertada con tus relatos y consejos.
    Es un momento muy especial entrar por tu blog
    un fuerte abrazo,
    maria rosa.

    ResponderEliminar
  35. Interesante relato,siempre hay que valorar lo bueno,un abrazo,J.R.

    ResponderEliminar
  36. Me gusta esa conclusión que veo muy certera.

    Un beso.

    ResponderEliminar
  37. Para que un equipo funcione tiene que tener un aliciente y nada mejor que saber valorarlo.
    feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  38. Totalmente de acuerdo, que importante es enfatizar lo positivo en un mundo donde predomina enfatizar lo negativo.

    ResponderEliminar
  39. Cada uno a su estilo está preparado para construir el mundo y favorecer a la humanidad. Nada hay inútil, aúnque sea en mayor o menor grado.




    Gracias.

    ResponderEliminar
  40. Me pasaron esta historia hace tiempo, Belkis, y me gustó muchísimo.

    Perdemos mucho tiempo apuntando los defectos y lo negativo de los demás, nos hacemos intolerantes igual que la costra cubre lo que no se limpia o se esclerosa... Para trabajar en equipo es indispensable que cada uno aporte lo mejor de sí, lo demás, vendrá sin esfuerzo...

    Si todos asumieramos nuestras responsabilidades en lugar de culpar al otro, estoy segura de que en las empresas no habría enfrentamientos ni malos rollos.

    Muchos besitos, Belkis.

    ResponderEliminar
  41. Muy bueno Belkis, los espíritus superiores deberían ser lo líderes, que ven lo bueno de cada uno.Para que trabajen unidos para un fin común, sin críticas entre ellos. La unión hace la fuerza,vemos el resultado positivo en muchas cosas,y el negativo donde el personal no trabaja en equipo armónicamente.

    Un beso,amiga.

    ResponderEliminar
  42. Precisamente de eso se trata, de aprender a trabajar en equipo, de entender que vivimos en una sociedad en la cual todos somos importantes en la medida que nos asociemos y que dejemos de pensar individualmente; esa asociación nos hace más productivos y nos acerca más como seres humanos.
    Ha sido un gusto encontrar tu blog.
    Saludos desde Suecia.

    ResponderEliminar
  43. ¡Ay! Si se aplicaran asi los que nos rigen en vez de solo pensar en su propio bien, precioso e instructivo.

    Saludos

    ResponderEliminar
  44. La conocía y es muy cierta, es bastante sencillo , además el trabajo en equipo produce mucha felicidad, es aplicable a todas las circunstancias de la vida.
    Te dejo un gran abrazo.

    ResponderEliminar
  45. Muy cierto, y sin embargo todos tenemos tendencia a buscar la mota en el ojo ajeno, sin fijarnos en su brillo o la sinceridad o cariño con que nos mira.

    Besos

    ResponderEliminar
  46. Gracias por todo lo que compartes con nosotros nos enriquecen tus historias siempre con moraleja.
    Mil gracias por tu comentario en mi blog me reconforta y me ayuda a seguir te quiero un montón ya lo sabes,besitos.
    Tienes una preciosa hija,de tal palo tal astilla.

    ResponderEliminar
  47. Gracia Belkis por tu visita, vine corriendo la última vez y no te comenté tu fabula, ya la conocía , pero realmente es muy buena.
    Encontrar las virtudes se nos hace a veces difícil porque no somos humildes.
    Gracias
    Con ternura
    Sor.Cecilia

    ResponderEliminar
  48. Vivimos INVENTANDO defectos o virtudes en los demás, en lugar de aceptarlos TAL CUAL SON.
    Gran mensaje el que nos regalas.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  49. Hola, Belkis:

    Aunque no somos perfectos, cada uno tenemos cualidades que nos ayudan a ser mejores. Lo importante es saberlas utilizar para el bien.

    Muy bueno e instructivo el relato.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  50. Muy divertido me resultó esto. Y claro, deja pensando con una sonrisa en la boca. Es que es difícil trabajar en grupo, pero se puede, mas bien.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  51. Hola Belkis buen post , con buena moraleja.
    Gracias mil por tu huella amiga en mi blog, tu blog amigo.
    El blog de MA.

    Desde este momento sigo tu estupendo blog.

    Besos de MA para ti.

    ResponderEliminar
  52. Gracias Belkis por tan bonito mensaje. Es muy bueno el trabajo en equipo y el observar las cualidades de los demás. Besos grandes.

    ResponderEliminar
  53. Hola Belkis, aqui de nuevo por tu bonito espacio, te deseo un
    feliz fin de semana.
    un abrazo.

    ResponderEliminar
  54. gracias por tu cariñosa visita
    estos dias he tenido una emorragia
    en un ojo con operación sin ver.
    poco a poco iré contestando
    a l@s amig@s que por correo.
    e-meil o movil se han interesado
    por mi, muchas gracias y un
    cariñoso abrazo
    besos
    Marina

    ResponderEliminar
  55. Hola Belkis !

    - En este año de 2011 no pude dedicarme a los sítios literários como a mi me gustaria; espero que en el 2012 cambien las cosas
    - Te deseo que este fin de año y las fiestas navideñas sean felices y plenas de paz y concórdia.Besos desde el sur de Brasil

    ResponderEliminar
  56. Gracias de todo corazón a todos los amigos que han pasado por mi espacio en estos días y me han dejado su cariño.
    Un beso muy grande para todos. Los llevo en mi corazón.

    ResponderEliminar
  57. Un cuento bello que deja en reflexión a quién lo lee, deja la moraleja de la importancia del otro.

    Bravo por ti por darnos este regalo pensante!

    Dejo mi huella
    Y en ella mi cariño
    Junto a mi paz
    y a un ramillete de lavandas
    Para tu alma,
    E invito a pasar por:

    Mis Blogs:
    www.walktohorizon.blogspot.com
    www.panconsusurros.blogspot.com
    www.cuerposanoalmacalma.blogspot.com
    www.cosechadesentires.blogspot.com
    www.newartdeco.blogspot.com
    www.lasrecetas delaabuelamatilde.blogspot.com

    y si gustas retirar los premios y regalos dejados en ellos.

    Un abrazo a lo argentino!
    María del Carmen

    ResponderEliminar
  58. Bonita historia... y sabio el carpintero.

    Saludos.

    ResponderEliminar