13/9/09

LA ORUGA


En una ocasión, Padre Sol cabalgaba alegremente por el
cielo azul mientras pensaba: -Ya es hora de que llegue
la Primavera. Madre Tierra y yo hemos de crear juntos
la Primavera. Entonces llamó abajo: -Madre Tierra,
mira hacia arriba, ha llegado el momento de
la Primavera. Tenemos mucho que hacer.
Madre Tierra miró hacia arriba desde su retiro
invernal y respondió. -Sí, Padre Sol, realmente ya es
hora de que llegue la Primavera. Derrama tus rayos
resplandecientes sobre la tierra.
Entonces podremos crear juntos la Primavera.
El sol brilló cálidamente, mientras Madre Tierra
iba de un lado a otro,
y allí donde ella sacudía su mano aparecían verdes
retoños; más tarde, miles de capullos de colores como
pequeñasestrellas se irguieron hacia la luz del sol.
Las pequeñas orugas salieron de sus huevos
y empezaron a comerse las hojas de las plantas.
A las plantas no les importaba -¡tenían tantas hojas!-
y las orugas crecieron gordas trabajando activamente.
Una oruga acudió a Madre Tierra y empezó a
refunfuñar: -No está bien -dijo- las plantas tienen flores
que pueden mecerse al viento y mirar al sol.
Y yo he de permanecer a la sombra de las hojas.
¿Por qué no puedo yo ser una flor
y adorar al sol? -Eres demasiado gorda
-dijo Madre Tierra-
tan sólo piensas en comer y en tu propio bienestar.
-Pero sé correr muy deprisa -dijo la oruga-.
Dime cómo puedo convertirme
en mosca. ¡Yo también quiero adorar al sol!
-¡Tienes grandes ideas, pequeña larva
-dijo Madre Tierra.
Entonces habló lenta y solemnemente:
-Existe una manera de llegar a ser distinto,
pero es difícil y peligrosa.
Aquel que vino del sol y trajo nueva vida a la tierra
fue quien enseñó cómo conseguirlo. -¡Dime, dime!
- gritó la oruga- ¿qué es lo que debo hacer?
-Tienes que ser muy valiente y estar dispuesta a morir
-dijo Madre Tierra-.
Primero tienes que hilar para ti misma un vestido de
sedablanco. Después ceñirlo bien apretado alrededor
de tu grueso y pequeño cuerpo,
y después recostarte muy quieta y esperar.
El vestido de seda se pondrá completamente tieso,
y te sentirás como si estuvieses cautiva.
Tu cuerpo se desvanecerá lentamente, y creerás
que vas a morir. Mas cuando apenas quede algo de ti,
un ángel vendrá del sol y moldeará tu nueva forma
dentrode tu pequeña celda. Lentamente tu nuevo y
delicado cuerpo empezará a formarse, y con él podrás
adorar al sol. -Lo intentaré- dijo humildemente
la oruga, y empezó a hilar el blanco vestido de seda.
Cuando el tejido que le envolvía
se puso duro, se recostó muy quieta,
esperando y esperando.
El tiempo se hizo muy largo. La oruga sintió que
se desvanecía y se preguntó si moriría.
Pero el ángel vino del sol con su nueva forma y
se la ajustó. Poco a poco su nuevo cuerpo, mucho más
delicado y hermoso,fue creciendo dentro de su prisión.
Finalmente, ésta se abrió con fuerza, y la oruga surgió
a la luz del sol. Se dio cuenta de que tenía alas doradas
y de que podía volar hacia el sol.
Alegremente gritó:
-¡Soy una flor que puede volar! Gracias Madre Tierra,
gracias Padre Sol. Ahora realmente puedo adorar al sol.
Así, la oruga que se había convertido en mariposa
voló de flor en flor, cantando alegremente al Sol.
(desconozco el autor)

Etiquetas:

28 comentarios:

Blogger galicia maravillas ha dicho...

qué hermoso!!! una pequeña y gran transformación :) que la semana que entra sea muy feliz para ti Belkis :)
biquiños!!!

13 de septiembre de 2009, 22:15  
Blogger MaRy ha dicho...

Muy bonito!!! Como siempre, tus post me encantan. Besitoss!!!

13 de septiembre de 2009, 22:20  
Blogger MAJECARMU ha dicho...

Precioso relato amiga,que nos invita a la transformación interior,a través de la reflexión para romper con todo lo que nos impide ascender.. y concertirnos en una mariposa ligera,libre y espiritual..

Gracias por tu relato y un abrazo ammiga.
M.Jesús

13 de septiembre de 2009, 22:47  
Blogger Janeth ha dicho...

Hola Belkis, hermoso texto, sabes que era esta una de mis lecturas preferidas de niña, no se bien quien es el autor, pero tenia un libro de fabulas en la que estaba esta historia, y no me cansaba de leerla, me encantaba saber que cuando queremos algo con ganas infinitas podemos lograrlo, por que todos los dioses de la tierra y del cielo conspiran para que sea asi.

13 de septiembre de 2009, 22:48  
Blogger Adrisol ha dicho...

muy buena tu entrada!!

a través de esta metamorfosis nos incitas a poner en práctica la nuestra...
la interior, la que siempre nos hace falta...

gracias,reina
besos y buena semana

13 de septiembre de 2009, 23:16  
Blogger María ha dicho...

Todos tus posts ofrecen un mensaje, por eso me gusta venir a tu blog, que hacía tiempo apenas visitaba blogs, y ya me empiezo a poner al día.

Los cambios siempre vienen bien, como el cambio y transformación de la oruga.

Un besito.

13 de septiembre de 2009, 23:41  
Blogger JR ha dicho...

Buen mensaje, para empezar la semana con nuevos bríos y esperanzas.

Besitos y buena semana.

14 de septiembre de 2009, 0:00  
Blogger azul ha dicho...

Que preciosidad y que dulcemente contado ...

Un beso

14 de septiembre de 2009, 0:03  
Blogger Amanda ha dicho...

conocía la fábula y me ha gustado mucho recordarla, un beso enorme.

14 de septiembre de 2009, 0:08  
Blogger SilviaE.D. ha dicho...

Hola Belkis!
Gracias por las palabras dejadas en mi rinconcito!
Muy linda la historia de hoy.
Besos!!

14 de septiembre de 2009, 0:16  
Blogger Poseidón ha dicho...

Amiga Belkis,

gracias por tus post siempre de sabios y buenos consejos.

Paso a leerte, saludarte y dejarte un besito cariñoso.

14 de septiembre de 2009, 11:38  
Blogger Cornelivs ha dicho...

Precioso relato...!

Besos, querida amiga.

14 de septiembre de 2009, 12:14  
Blogger Josep Julián ha dicho...

Ahí vemos la enorme capacidad de transformación que tenemos y que para nacer a algo nuevo hay que morir de lo que somos, a lo que, en general, por desgracia no estamos muy dispuestos.
Un saludo.

14 de septiembre de 2009, 14:18  
Blogger Antonio ha dicho...

Me encantó tu relato, como todos los que cuelgas. Es verdad que todo lo hizo ella, la oruga. Produjo la seda de su capuchón, se fue transformando en el interior, forzó la salida y se encontró con la energía del sol siendo mariposa (flor con alas). Todos podemos hacer una metamorfosis desde nosotros mismos, la fuerza está en el interior, lo importantes es saber., querer y poder hacerlo.
Un beso y gracias por hacernos sentir flor de primavera…

14 de septiembre de 2009, 20:13  
Blogger Angelet ha dicho...

¡¡¡PLAS!!! ¡¡¡PLAS!!! ¡¡¡BRAVO!!! Preciosísima historia, Belkis, de las más lindas que he leído últimamente... Un ejemplo de valor y de esfuerzo por perseguir un sueño y hacerlo realidad, venciendo el miedo a las posibles consecuencias negativas con tal de intentar alcanzar el objetivo fijado... Me lo apunto en mi libreta de "Cosas que debo aprender", porque esta historia merece la pena guardarla en el baúl de los recuerdos memorables, te lo digo de corazón...

¡Ah! Esta vez sí entró tu comentario, y comparto al 100% su contenido... Cuántas veces la humildad nos evitaría trompazos con piedras que vemos en el camino y que, por pretender que sean ellas las que se aparten, nos las tragamos de lleno... Ya lo dicen: "Nunca intentes cambiar a los demás, antes mira en tu interior y averigua si eres tú el que debes modificar alguna cosa"... Y, sobre todo, "Acepta a los demás tal y como son, con sus defectos y sus virtudes, porque ellos te aceptan a ti con los tuyos"... Pero ¡qué malas son la soberbia y la vanidad! ¡Y que dominio tienen hoy en día en nuestra sociedad! Tanto, que al humilde le llaman tonto, y al bueno idiota... Me apunto a la máxima de Helen Maran: Cuando consigas que nada te afecte, estarás preparado para vivir en este locomundo...

Besos, mi cor...

14 de septiembre de 2009, 20:29  
Blogger F. J. Zamora ha dicho...

todos somos capaces de realizar esa metamorfosis.Toda la fuerza esta en nosotros.
Gracias hermana Luna por estar mostrando la luz en la noche de algunos.
namaste y que seas muy feliz.

14 de septiembre de 2009, 21:24  
Blogger Abuela Ciber ha dicho...

Precioso y para reflexionar, deja varias enseñanzas.

Cariños

15 de septiembre de 2009, 1:34  
Blogger maria rosa ha dicho...

Querida Belkis me ha gustado mucho tu bella historia.
Ya estoy de vuelta de mi etapa de abuela-yaya de verano, pero todavia no he acabado de aterrizar.
Un abrazo inmenso y gracias por tu bonito relato.
maria rosa.

15 de septiembre de 2009, 11:38  
OpenID salvadorpliego ha dicho...

Excelente!!!! Gracias por compartirlo.

Un fuerte abrazo.

15 de septiembre de 2009, 19:56  
Blogger Shanty ha dicho...

La oruga y la mariposa son la ejemplificación natural de lo que es un cambio interno. Siempre se resurge con mayor belleza.

Cariños y abrazos.

16 de septiembre de 2009, 0:06  
Blogger carmen ha dicho...

Que bello relato,una transformacion siempre nos vendria bien a las personas.

Un besde todo corazon.

16 de septiembre de 2009, 22:09  
Blogger Belkis ha dicho...

GALICIA MARAVILLA, la vida del ser humano es un continuo transcurrir de nacimientos y muertes, formas diferentes de metamorfosis, paso de la quieta y misteriosa oruga a la exuberante y alada mariposa. Cada paso de una etapa a otra es una oportunidad de salvación y sanación natural, todos llevamos dentro infinitas posibilidades emancipadoras y salvadoras. Gracias por tu visita. Un cariñoso saludo.

Gracias MARY, y a mi me encanta verte en mi espacio. Eres el sol que ilumina mis días. Besitos

MARIA JESUS, a nivel interior hay una luz emergente, un fenómeno que todos estamos experimentando en alguna medida y que supone un renacer de la esencia divina, un ascender, un renacer, un crecer. Gracias por tu aportación. Un cariñoso saludo.

JANETH Para cultivar la propia actitud mental positiva hay que extraer el mejor producto del mundo de los pensamientos. El Alma hace llegar la energía vital a la mente, la mente al cerebro, el cerebro a la realidad del mundo exterior. Claro que podemos lograr aquello que queremos si cultivamos la energía positiva. Un fuerte abrazo y gracias por tu visita.

Que bonito ADRISOL. Hablas de la metamorfosis del alma. Cuanto más dolor albergamos y más sufrimientos tengamos, más lecciones de vida y crecimiento para que nuestro espíritu abra sus alas, como las mariposas, y se llene de colores y de amor. Un besito y gracias por acompañarme siempre.

17 de septiembre de 2009, 21:10  
Blogger Belkis ha dicho...

MARIA, los cambios en nuestras vidas son importantes y muchas veces necesarios, pero cuando lo afrontamos, porque lo tenemos claro, debemos hacer un compromiso absoluto de que cumpliremos con lo que nos hemos propuesto. Así obtendremos los frutos. Gracias amiga, para mi es un placer tenerte en mi rinconcito. Muchos besos.

JR, la vida es un canto al valor de la esperanza, la alegría, la confianza en el futuro y sobre todo en nuestra capacidad para dirigir nuestras vidas. Vuela alto por encima de los problemas, verás la grandeza del mundo y la pequeñez de algunas partes. Pinta la acuarela de tu vida de colores bonitos y nunca renuncies a tus principios. Mira todo lo estupendo que tienes alrededor. Un beso y gracias por tu visita.

Gracias AZUL, me alegra que te haya gustado y sobre todo me alegra tu visita. Un abrazo muy fuerte

Gracias AMANDA, son de esas cosas que siempre viene bien recordar. Me alegra tenerte cerca. Un besito

Me alegro que te guste SILVIA, sabes que mi intención siempre es la de mantener el espíritu en alto, tanto el mío como el de los amigos que me visitan. Un beso muy grande

Gracias POSEIDON, me encanta recibirte. Besitos para ti también.

Gracias CORNELIVS. Es un honor que me comentes. Abrazos

17 de septiembre de 2009, 21:18  
Blogger Belkis ha dicho...

Que bonito JOSEP “para nacer a algo nuevo hay que morir de lo que somos”, ciertamente la vida y la muerte ya están presentes a lo largo de nuestras propias vidas pues en la evolución de cada ser humano a veces hemos de morir en lo vivido para nacer a un nuevo espacio de vida incierto y diferente. Lo que ayer nos pareció lo más importante de nuestras vidas mañana quizá podría dejar se serlo pues andando el camino nuestras experiencias nos van puliendo y transformando, y el viajero que hoy camina quizá no es el mismo que inició el viaje. La muerte es vida porque sin morir en aquello que me aprisiona, no podré ser yo mismo sin salir de mis propios barrotes, y sin ser yo mismo viviré muerto. Es por esta razón, que para saber quién soy tendré que morir en quién he estado siendo para reconocerme en mi propia vida. Gracias por visitar mi rinconcito. Un saludo afectuoso.

Gracias ANTONIO por tan lindo comentario. Nuestra vida se parece al sueño de la oruga, buscamos paz y seguridad dentro de nuestra crisálida, somos incapaces de ver que nuestra prisión esta en nuestro interior, e incluso llegamos a pensar que ese es nuestro estado natural. Por suerte, a pesar de esa aparente comodidad e inercia, dentro de nosotros surge el impulso que tiende hacia la autorrealización que nos alienta a alcanzar el desarrollo y la plenitud de nuestras potencialidades. Esta es la fuente desde donde surge la energía para vencer el letargo y romper la crisálida. Un cariñoso abrazo.

Gracias ANGELET, un nuevo amanecer es posible para cada ser humano. Sólo hay que despertar las potencialidades y energía que llevamos dentro. Un besito muy cariñoso amiga.

17 de septiembre de 2009, 21:25  
Blogger Belkis ha dicho...

Que amable eres ZAMORA. Ilumina tu andar con la luz que hay en ti mismo. La oscuridad más terrible no es la que te rodea, sino la que te habita; y la luz más bella no es la que te ilumina desde afuera, sino la que asoma en tus ojos, desde adentro. Eres especial. Namaste.

Gracias ABUELA CIBER, me encanta que pases por aquí. Un cariñoso saludo

Que alegría MARIA ROSA, tenerte de vuelta. Te he extrañado mucho en este tiempo, pero lo primero es lo primero y los nietos necesitan mucho de sus abuelos, pero sobre todo la ayuda que le brindas a tus hijos en este tiempo es de un valor incalculable. Un beso muy grande y espero que te pongas al día en tus cosas para seguir disfrutando de tu compañía como antes. Besos

Gracias a ti maestro de la poesía, SALVADOR, por esta agradable visita. Un abrazo muy cariñoso.

SHANTY, una vida sin cambio interior es una simple supervivencia. Las personas que logran realizar sus metas y objetivos, son las que saben que cambiar es tener la oportunidad de aprender algo nuevo para crecer. Para cambiar es necesario explorar lo que está más allá de nuestro conocimiento actual, es necesario expandir nuestros propios límites; significa tener la flexibilidad necesaria para modificar nuestro modo de sentir o de actuar con el fin de lograr nuevos y mejores resultados. Gracias amiga por visitarme. Me encanta recibirte. Un cariñoso saludo

CARMEN Cada nueva posibilidad de la existencia, incluso la menos probable, transforma la existencia entera. Gracias por tu visita. Un cariñoso saludo

17 de septiembre de 2009, 21:30  
Blogger Mar Solana ha dicho...

Hola, Belkis:

Te he encontrado en el blog de nuestra amiga común MAJECARMU, y he pasado a saludarte y a conocer tu casa virtual.

Decirte que, aunque desconozcas al autor, este cuento de la oruga me ha parecido bellísimo.

Un saludo.

18 de septiembre de 2009, 2:21  
Blogger Chuta ha dicho...

Belkis,

¡Una flor que puede volar!

Que mensaje tan maravilloso.
Las mariposas, preciosas, libres, llenas de color. Nos dan una lección increible de la transformación.
¡Bellísimo!

19 de septiembre de 2009, 8:50  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias MAR por tu visita y por dejarme tu comentario. En realidad el cuento deja un mensaje muy positivo.

CHUTA, para lograr nuestra transformación interior, debemos dejar que las alas del espíritu se eleven al Todopoderoso. Gracias por tu visita. Un abrazo

1 de octubre de 2009, 1:59  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal