18/10/09

LA RANA HERVIDA


Erase una vez una ranita que nadaba tranquilamente en una cacerola llena de agua fría. Un pequeño fuego se enciende bajo la cacerola, el agua se va poniendo tibia poco a poco, lo que la ranita encuentra más bien agradable, y sigue nadando. Al cabo de un tiempo, el agua está caliente y ella un poco cansada, pero no asustada. Con el agua más caliente aún, la ranita encuentra aquello desagradable ya, pero está muy debilitada, se aguanta y no hace nada. Y la temperatura sigue subiendo…, hasta que la ranita termina simplemente cocinándose y muriendo

(desconozco el autor)


Esto demuestra que, cuando un cambio viene de un modo suficientemente lento escapa a la conciencia, y no provoca en la mayor parte de los casos ninguna reacción, ninguna oposición, ninguna revuelta

Etiquetas:

41 comentarios:

Blogger Antonio ha dicho...

Antes de acostarme me doy una vuelta por tu blog y me encuentro esta interesante fábula.
Eso le pasa a los pueblos también, te van coartando la libertad y cuando te das cuenta estás en la carcel bajo un opresor...
Un beso y me voy a dormir.

18 de octubre de 2009, 3:12  
Blogger Adolfo Payés ha dicho...

Un gusto leerte siempre,.. me gustó el mensaje..

Un abrazo
Con mis Saludos fraternos

Que disfrutes del fin de semana..

18 de octubre de 2009, 3:43  
Blogger Abuela Ciber ha dicho...

Y nos quedamos pensando.... en la infelicidad de la ranita.

Te he dejado un obsequio en mi blog Mimos y Premios.

Cariños

18 de octubre de 2009, 3:53  
Blogger JR ha dicho...

Casualmente mientras leía se me ocurrio lo mismo que a Antonio, es verdad, te van oprimiendo poco a poco sin que se nos demos cuenta.

Besos.

18 de octubre de 2009, 5:22  
Blogger Paco Alonso ha dicho...

Muy bueno el cuento de la rana.
Me dejas reflexionando.

Cálido abrazo

18 de octubre de 2009, 8:51  
Blogger Candi ha dicho...

Muy ingeniosa y real la fábula.
Ha ocurrido a través de los tiempos y está ocurriendo ahora y en todos los lugares: llámese estados, comunidades, empresas, domicilios, etc.
Si no sabemos saltar a tiempo nos coceremos vivitos.
Gracias por recordarlo.
Besos

18 de octubre de 2009, 10:33  
Blogger jose rasero b. ha dicho...

Esta sociedad, y no sólo en España, en todo el mundo, está dormida, y eso es algo muy peligroso
Saludos Belkis!!

18 de octubre de 2009, 12:43  
Blogger Shanty ha dicho...

Me encanta esta fábula, ya la conocía, pero la había olvidado. Buenísima.

Un fuerte abrazo querida Belkis.

18 de octubre de 2009, 17:59  
Blogger Paco Bailac ha dicho...

Bonito mensaje.... no dejes que te "cuezan"..... por nada


pacobailacoah.blogspot.com

18 de octubre de 2009, 19:10  
Blogger Shanty ha dicho...

En mi blog de premios y regalos hay uno para tí.

Abrazos.

18 de octubre de 2009, 19:24  
Blogger Cornelivs ha dicho...

Asi es.

Besos...!

18 de octubre de 2009, 19:48  
Blogger Angeles ha dicho...

Esta historia la leí hace poco en un blog (creo)donde hablaban sobre la violencia de género, daban este cuento de ejemplo para entender el por qué se llegaba a esos extremos, claro que es aplicable a muchas situaciones de la vida, por eso hay que estar atentos, cada día, para que la temperatura se mantenga en su punto.
Gracias por tus visitas, por detenerte y aportar tu luz con tus comentarios.
Buena semana!!
Besos:)

18 de octubre de 2009, 20:13  
Blogger Francisco Javier ha dicho...

Ningun miedo, ningun temor, quizas cansancio como buenamente se expresa en el texto, desorientación. En fin, un mensaje la mar de interesante que más de una vez me ha intrigado, sobre todo cuando mi mama cocina los caracoles, las almejas, y miles de animalillos de nuestra tierra, qeu sentirán ellos. Que vida tan díficil para algunos, verdad, un abrazo de cariño.

18 de octubre de 2009, 21:21  
Blogger Amanda ha dicho...

precisamente me viene como anillo al dedo, muy interesante Belkis, me ha venido muy bien leerte.

18 de octubre de 2009, 22:38  
Blogger Victor Gil ha dicho...

Hola Belkis.
Hace un tiempo de no vengo a comentarlo en tu espacio, pero estoy siempre presente.
Bellissimo testo que nos muestra lo que sienten las personas que estan en situaciones dificiles, se acostumbran e depués nádie más resta.
Besitos mi querida amiga.
Victor Gil

18 de octubre de 2009, 23:40  
Blogger MAJECARMU ha dicho...

Tu post tiene muchas lecturas amiga..
Nos plantea la lentitud de una circunstancia,que se apodera de nuestra voluntad,como por ejemplo:
la droga,el alcohol,el juego.. etc.
También puede ser la rutina,que nos va envolviendo en la pasividad y el desinterés. O bien el miedo,que nos paraliza,ante una situación.. de maltrato,política,depresión etc.

Hemos de estar alerta..
Mi felicitación y mi abrazo,amiga.
M.Jesús

19 de octubre de 2009, 2:08  
Blogger Chuta ha dicho...

Belkis!

Hola, que interesante, muy bueno el cuento; pero que triste lo que le pasó a la Rana....
Buen mensaje.... Así nos sentimos Depress, en situaciones difíciles, pero tenemos que superarlas, de lo contrario, nos pasará como a la RANA.

Gracias,
Chuta

19 de octubre de 2009, 10:00  
Blogger i am... ha dicho...

que buena enseñanza, prometo desde hoy no volver a comer ancas de rana, y mira que estan buenas ehhh!!!

Saludos

19 de octubre de 2009, 12:36  
Blogger Gustavo Adolfo Guzman ha dicho...

Mi querida y tierna amiga belkis excelente me gusta esto ya que es cierto que las personas cuando entramos lentamente a las cosas nos mata y no nos damos cuenta!!!

Gracias por tus comentarios que me dejastes tan acertados que los tomo en cuenta absoluta.

Dios bendiga tu vida!!!

19 de octubre de 2009, 14:48  
Blogger Argos ha dicho...

Hola
Mais um texto que nos deixa a pensar.
Temos que estar bem ALERTAS!

Abraço

19 de octubre de 2009, 20:50  
Blogger Janeth ha dicho...

Es un buen ejemplo de lo que a veces sucede en la vida podemos verlo para bien o para mal, hay cambios que suceden sin que te des cuenta que te van matando la existencia como a la ranita, mas sin embargo hay otros que te van axaltando la existencia, eso si la diferencia esta en que si te das cuenta ya que estas bien despierto cuando estas cosas ocurren.

Moraleja:
Mejor despierta y que no te tomen por sorpresa los cambios

20 de octubre de 2009, 1:12  
Blogger Adrisol ha dicho...

que entrada para reflexionar, no??
sin dudas, que nos pasa muchas veces....
no nos damos cuenta y despasito, despasito,terminamos en el horno!!

un abrazo,reina

20 de octubre de 2009, 4:44  
Blogger azul ha dicho...

Jo me parece muy bien la moraleja, me parece interesantisimo ...pero quizás sea momento mojigato mio, pero lo que he sufrido con la pobre rana...

Un beso Belkis

20 de octubre de 2009, 12:27  
Blogger Josep Julián ha dicho...

Cuantas lecturas tiene esta fábula. Habla de las consecuencias letales de acostumbrarnos a todo lo que no implica un cambio brusco sin darnos cuenta de que en realidad sí va cambiando, a peor.
No sé por qué me ha venido a la ments dos imágenes, una la de los lavados de cerebro que muchas veces se producen a este ritmo lento y otra, las crisis matrimoniales que no son producto de un calentón momentáneo sino la suma de muchas horas de fuego lento.
Enhorabuena por hacernos pensar.
Un abrazo.

20 de octubre de 2009, 14:31  
Blogger Arwen ha dicho...

Muy cierta esta fabula, como los demas pienso que nos quitan la libertad sin darnos cuenta y luego se nos hace imposible reaccionar ante tanto dolor, ahi que estar muy alerta en todo, besitos cielo...

20 de octubre de 2009, 14:41  
Blogger María ha dicho...

Me ha gustado mucho esta fábula de la rana, nos hace reflexionar, para que nos sirva de lección, y no acabar como la ranita.

Un beso.

20 de octubre de 2009, 16:36  
Blogger Laura-Sujami ha dicho...

Increíble historia querida Belkis.
Fascinante, me volviste a quedar sin palabras.

Un abrazo muy fuerte.

20 de octubre de 2009, 17:00  
Blogger MaRy ha dicho...

En realidad si que es así. Un post muy bonito y con mucha razón. Besitos princee!!

20 de octubre de 2009, 18:06  
Blogger Romayris ha dicho...

Estimada Belkis, me ha gustado muho esta fábula, pero de imaginarme a la ranita en esas condiciones me dió mucha pena.

Aplicando esto a la realidad en las oficinas ocurre mucho.

Besos y abrazos

20 de octubre de 2009, 19:18  
Blogger leoriginaldisaster ha dicho...

maravilloso apunte belkis
gracias por compartir estas cosas
sirven de gran ayuda:)
besotes!

20 de octubre de 2009, 23:15  
Blogger Poseidón ha dicho...

HOLA BELKIS,

Es preciso andar con cuidado para no ser lastimado..

BESITOS

20 de octubre de 2009, 23:29  
Blogger Ely Cadillo ha dicho...

Que lindo post, una fabula rarisima e interesante, muy bueno, en verdas.
Besos

21 de octubre de 2009, 3:13  
Blogger Susana Vera-Cruz ha dicho...

Ufff! me lo imaginè y me diò muchìsima tristeza.
Pero, como dices amiga cualquier cambio que llegue a nuestras vidas si se va recibiendo gradualmente, una se va acostumbrando y asimilando.
En cambio uno que llega de golpe, nos desorienta y muchas veces nos provoca revelarnos.

Siempre los habràn, màs aùn, nuestra vida està en constantes cambios, y para aceptarlos o no, sòlo dependerà de còmo los sepamos aceptar, para llevarnos bien con ellos, sino serà una tortura.

Un besito mi querida amiga y buenas noches.

Agualuna-Sussy

21 de octubre de 2009, 7:22  
Blogger Geni ha dicho...

Hola preciosa ¿como estas?
Me encantan tus fábulas,y me da rabia no poder entrar mas a menudo,pero aun tengo el ordenador en el taller y tengo que depender de el que me dejen cuando quieran.
Pero bueno ya se arreglara ¡espero!
Un beso guapa.

21 de octubre de 2009, 11:09  
Blogger Narci ha dicho...

Pobre ranita, y pobres todos cuantos nos dejamos engañar por la suavidad con que la destrucción, si no de nuestros cuerpos, sí de nuestros principios, nos va anulando como personas pensantes y sintientes.

Saludos

21 de octubre de 2009, 14:27  
Anonymous centro de llamadas ha dicho...

Muy bonita reflexion muchas gracias.

21 de octubre de 2009, 16:08  
Blogger azpeitia ha dicho...

Esa fábula de la rana tiene una directa aplicación a la situación por la que estamos pasando muchos paises y el género humano en general...no nos damos cuenta pero nos estamos acercando peligrosamente a una catástrofe a nivel mundial...pero pese a todo intentaremos ser optimistas...enhorabuena por tu blog...un abrazo de azpeitia

21 de octubre de 2009, 23:18  
Blogger Belkis ha dicho...

Ciertamente ANTONIO, en esta parábola yo veo a nuestra sociedad anestesiada frente al cúmulo de agresiones que día a día la van minando, sin reaccionar con energía -como sería lo necesario y deseable-, instalada en la comodidad y la pereza, dejando que sean otros quienes tomen iniciativas y vayan paulatinamente ganando terreno. Al final, acabaremos asfixiados. Gracias por visitarme antes de irte a dormir. Es un honor. Abrazos

Gracias ADOLFO, a ti también te envío mis mejores deseos y que disfrutes del fin de semana. Besos

Gracias ABUELA CIBER, iré encantada a recogerlo. Me hace muy feliz tantas muestras de cariño. Besitos

Si JR nos van oprimiendo poco a poco pero ¿tendremos las agallas para ponernos de pie y enfrentar a este sistema opresor… y decir un “basta” a la injusticia?. Sólo entonces tomaremos conciencia de nuestra igualdad, y nos uniremos entre todos los seres humanos para luchar por un mundo justo. Un mundo donde no haya espacio para las diferencias, porque son ilógicas… inhumanas e incivilizadas. Gracias por tu visita. Un cariñoso saludo

Gracias PACO ALONSO, encanta de recibirte en mi rinconcito. Es muy grato para mi. Un cordial saludo de bienvenida.

Cierto CANDY, esta reflexión viene bien en cualquier ámbito de nuestra vida. Toda crisis implica desequilibrio y cambio. Todo depende de la forma como la afrontemos y nos sobrepongamos a ella. Hay incluso crisis que se pueden percibir como ataques a nuestra misma esencia psicológica. Lo que en ese momento el destino nos exige es una redefinición de nosotros mismos, un redescubrimiento de significado, y una renovación de nuestro compromiso con lo que hayamos elegido como lo más importante de nuestra vida. Un cariñoso saludo

JOSE, la sociedad esta dormida porque cuando atravesamos una crisis, la consecuencia puede ser el deterioro de nuestra capacidad de funcionar eficazmente. Por eso nos dejamos cocer. Gracias por tu visita. Besos

Siempre es bueno recordar SHANTY. Gracias por tu visita. Besitos

Lo intento PACO, intento no rendirme al conformismo puro y duro, aunque a veces parezca adormecida es sólo para suavizar el miedo al cambio ante mis ojos. Entre permanecer y cambiar, prefiero siempre cambiar, para bien naturalmente. Un cariñoso saludo

Gracias por recordarme SHANTY, ya lo he recogido y lo exhibo gustosa en mi espacio. Besitos

23 de octubre de 2009, 22:24  
Blogger Belkis ha dicho...

CORNELIVS las personas sólo estamos preparados para cambios repentinos, no para cambios lentos y graduales. Para aprender a ver procesos lentos y graduales tenemos que prestar atención no sólo a lo evidente, a lo que nos cuentan, sino también a lo sutil. La historia nos demuestra que todo lo que se creía grande acaba cayendo, y casi nunca a causa de lo que se creía que era la mayor amenaza. Un saludo cariñoso

Ciertamente ANGELES, la parábola encaja prácticamente en todos los ámbitos de la vida. Generalmente no nos damos cuenta de los cambios paulatinos hasta que el daño es inminente. En verdad no siempre dedico todo el tiempo que quisiera a mis amigos, pero al menos lo intento y pienso siempre en calidad más que en cantidad. Gracias a ti por ser tan fiel. Muchos besos.

Tienes toda la razón FRANCISCO JAVIER, la verdad es que si lo analizamos detenidamente no comeríamos prácticamente, mi hija si al caminar piso algún animalillo, siempre me dice que he matado un ser vivo y que eso no está bien. Pues sí los caracoles, las ranas, las almejas… son seres vivos... por desgracia ellos no tienen la capacidad que tenemos los humanos de reaccionar y actuar para defendernos de quienes nos pretenden someter o aniquilar. Gracias por tu visita. Un cariñoso saludo.

Me alegro mucho AMANDA, siempre que aporto un granito de arena a mis amigos, me lleno de satisfacción. Besitos

Gracias VICTOR por estar y por dejar tu huella al pasar por aquí. Las palabras de mis amigos es mi mayor motivación para continuar. Por eso, aunque no siempre dispongo de todo el tiempo que quisiera para dedicarlo a esta actividad tan enriquecedora, lo hago con toda la frecuencia que puedo. Gracias por tu visita. Besos cariñosos

Exactamente interpretado MARIA JESUS, el mensaje es extenso y nos demuestra que un deterioro, si es muy lento, pasa inadvertido y la mayoría de las veces no suscita reacción, ni oposición, ni rebeldía. Siempre que existe un deterioro lento, tenue, casi imperceptible, tan solo una conciencia muy aguda o una memoria excelente permiten darse cuenta de ello, o bien un patrón de referencia que haga posible valorar el estado de la situación. Un cariñoso saludo

CHUTA, la cuestión estriba en lograr que la especie humana salte antes de sucumbir víctima inconsciente de los pequeños cambios. Gracias por tu visita. Abrazos

Jajaja I AM, la verdad es que yo sabiendolo no me comería las ancas de rana, aunque dicen que están muy buenas. Besitos y espero que estés totalmente restablecida de tu resfriado.

Gracias GUSTAVO, las bendiciones y las energías positivas que recibimos de quienes nos quieren bien nos ayudan en nuestro día a día. Abrazos

ARGOS, debemos contribuir todos a ser conscientes, cuanto antes, de la gravedad de la situación, sus causas y las medidas que se requiere adoptar, porque aunque se están agotando las posibilidades de evitar un desastre, aún estamos a tiempo de saltar, y debemos hacerlo ya. Cariño

23 de octubre de 2009, 22:31  
Blogger Belkis ha dicho...

JANETH, hay un refrán que dice “camarón que se duerme se lo lleva la corriente” lo que ratifica tu propuesta de estar despiertos para no dejarnos cocer. Besitos

Sin prisa, pero sin pausa ADRISOL, la actual situación a nivel mundial conlleva a presagiar el deterioro paulatino en lo que a valores se refiere, hemos preferido el materialismo a la espiritualidad y esto nos puede llevar despacito a terminar en el horno. Besitos y gracias por estar siempre conmigo.

No es mojigatería AZUL, sólo sensibilidad que a ti te brota por los poros. Besitos amiga.

Cierto JOSEP, con respecto a las crisis matrimoniales, lo que sucede con el deterioro del amor inicial, tan intenso y emocionante muchas veces. Poquito a poco, detalle a detalle, se va desvaneciendo hasta desaparecer. ¿Cómo es posible, se preguntan los amantes, que hayamos llegado a este punto? Ese punto es la indiferencia más absoluta o la agresión más violenta que uno pueda imaginar. Se han ido acumulando silencios, displicencias, rencores, incomprensiones, malas contestaciones, pequeñas agresiones… hasta llegar a ese momento en que la convivencia resulta imposible.
También es aplicable al lavado de cerebro que sufre un niño, desde su inicial inocencia, hasta llegar a convertirse en un sanguinario terrorista. ¿Qué ha pasado? No es imaginable siquiera que, de un segundo para otro, quien era tierno e ingenuo se convierta en una fiera sin escrúpulos ni sentimientos. El individuo ha ido sufriendo una degradación progresiva, probablemente imperceptible, pero de resultados espectaculares. Gracias por tu aportación. Un cariñoso saludo.

Si que hay que estar alerta ARWEN, hay una degradación silenciosa, constante e imperceptible. Poco a poco, se van perdiendo las referencias éticas y un ciudadano de la primera época no se podría reconocer en la situación a la que sin pensarlo se ha llegado. Año tras año, día tras día, hora tras hora prosigue la degradación. Una creciente proliferación de la vulgaridad, de la grosería, de la falta de respeto hacen que nos sumerjamos en un clima éticamente irrespirable. ¿Cómo se ha pasado de la vida de aquellos pueblos en los que se dejaban las puertas abiertas a esta inseguridad que no eliminan ni los cerrojos, ni las alarmas ni la policía pública y privada? Gracias por venir. Besitos

Eso es lo importante MARIA, aprender…. Aprender…. Aprender que se siempre constructivo. Besitos

Me alegro LAURA, siempre es un placer recibirte y más aún si en algo te ayudo. Besitos reina y cuídate mucho.

Besitos para ti reinita mía. Te quiero mucho

Lo imagino ROMAYRIS, la gente sensible siempre reacciona así ante el dolor de los demás, aunque de un animalito se trate. En la vida profesional suelen haber muchas situaciones de estas en las que van minando poco a poco hasta tu dignidad. Gracias por tu visita y muchos saludos

23 de octubre de 2009, 22:34  
Blogger Belkis ha dicho...

Me alegro que te guste LEO y me alegro mucho de tu visita. Saludos cordiales.

Cierto POSEIDON Es muy fácil actuar ante un cambio brusco, pero si estamos en nuestra zona de confort, es común que se dejen pasar de a poco las molestias para "evitar la fatiga", y cuando se es consciente de todo el cambio que se ha hecho suele ser demasiado tarde, ya te han lastimado. Un cariñoso abrazo

Me alegro que te guste ELY. Un placer recibirte. Besitos

La aceptación es fundamental para afrontar los desafíos que nos presenta el día a día. Un cariñoso abrazo SUSANA.

GENI, no te preocupes, entiendo que no vengas muy seguido, yo también pasé por eso hace un tiempo. Ojalá que te arreglen pronto tu ordenador porque sé que en cierta medida dependemos de él cuando nos acostumbramos a esta cercanía con nuestros amigos. Besitos

Muy buen aporte NARCI, la destrucción de nuestros principios nos puede llevar a la deriva. Bienvenida a mi espacio. Un cordial saludo.

Gracias a ti CENTRO DE LLAMADAS. Saludos cordiales

AZPEITIA. El fuego lento al que se "tibia" al batracio promedio en esta olla, lo hace sentir cómodo, al saber que a pesar del calorcito aturdidor, afortunadamente no está siendo cocinado como a otros. Este caldo de cultivo es el que da las condiciones óptimas para que otros renacuajitos nazcan, aclimatados y tolerantes a la temperatura durante toda su vida, lo cual hace muy feliz al cocinero.
Un cariñoso saludo.

23 de octubre de 2009, 22:38  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal