Seguidores

PREMIO EMANCIPACION

PREMIO EMANCIPACION
Gracias Paco por este premio que me llena de emoción

5/7/10

CORAZON


Un día un hombre joven se situó en el centro de un poblado y proclamó que él poseía el corazón más hermoso de toda la comarca. Una gran multitud se congregó a su alrededor y todos admiraron y confirmaron que su corazón era perfecto, pues no se observaban en él ni máculas ni rasguños. Sí, coincidieron todos que era el corazón más hermoso que hubieran visto. Al verse admirado el joven se sintió más orgulloso aún, y con mayor fervor aseguró poseer el corazón más hermoso de todo el vasto lugar.

De pronto un anciano se acercó y dijo: "¿Por qué dices eso, si tu corazón no es tan hermoso como el mío? Sorprendidos la multitud y el joven miraron el corazón del viejo y vieron que, si bien latía vigorosamente, éste estaba cubierto de cicatrices y hasta había zonas donde faltaban trozos y éstos habían sido reemplazados por otros que no encastraban perfectamente en el lugar, pues se veían bordes y aristas irregulares en su derredor. Es más, había lugares con huecos, donde faltaban trozos profundos. La mirada de la gente se sobrecogió ¿cómo puede él decir que su corazón es más hermoso?, pensaron ...

El joven contempló el corazón del anciano y al ver su estado desgarbado, se echó a reír. "Debes estar bromeando," dijo. "Compara tu corazón con el mío... El mío es perfecto. En cambio el tuyo es un conjunto de cicatrices y dolor."

"Es cierto," dijo el anciano, "tu corazón luce perfecto, pero yo jamás me involucraría contigo...Mira, cada cicatriz representa una persona a la cual entregué todo mi amor. Arranqué trozos de mi corazón para entregárselos a cada uno de aquellos que he amado. Muchos a su vez, me han obsequiado un trozo del suyo, que he colocado en el lugar que quedó abierto. Como las piezas no eran iguales, quedaron los bordes por los cuales me alegro, porque al poseerlos me recuerdan el amor que hemos compartido." "Hubo oportunidades, en las cuales entregué un trozo de mi corazón a alguien, pero esa persona no me ofreció un poco del suyo a cambio. De ahí quedaron los huecos - dar amor es arriesgar, pero a pesar del dolor que esas heridas me producen al haber quedado abiertas, me recuerdan que los sigo amando y alimentan la esperanza, que algún día -tal vez- regresen y llenen el vacío que han dejado en mi corazón."

"¿Comprendes ahora lo que es verdaderamente hermoso?" El joven permaneció en silencio, lágrimas corrían por sus mejillas. Se acercó al anciano, arrancó un trozo de su hermoso y joven corazón y se lo ofreció. El anciano lo recibió y lo colocó en su corazón, luego a su vez arrancó un trozo del suyo ya viejo y maltrecho y con él tapó la herida abierta del joven. La pieza se amoldó, pero no a la perfección. Al no haber sido idénticos los trozos, se notaban los bordes. El joven miró su corazón que ya no era perfecto, pero lucía mucho más hermoso que antes, porque el amor del anciano fluía en su interior.

(DESCONOZCO EL AUTOR)

62 comentarios:

  1. Me ha encantado, Belkis, qué relato más humano, mas hermoso...

    Besos.

    Luis.

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias amiga Belkis, seguro que tu corazon es como el del anciano. Amar es compartir, es dar , recibir o no, amar es ser valiente.
    Un beso y feliz seman amiga Belkis, como siempre un placer venir a este trozo de tu corazon , en el que das y recibes de la blogosfera.
    Namaste

    ResponderEliminar
  3. Qué linda historia. Los corazones que han supervivido todas las batallas continuan latiendo, por que por ellos fluye el amor que coesiona sus partes y cauteriza sus heridas.

    Besos amiga del alma.

    ResponderEliminar
  4. I like this very much Belkis.

    Besos, Joop

    ResponderEliminar
  5. Muy llamativo y bonito el cuento.
    Cuanta razón tiene el viejo. Es mejor y más bonito el corazón que pierde parte de sí mismo y se da a los demás.
    Un beso

    ResponderEliminar
  6. Tu corazón sí que es hermoso, Belkis.
    Y, te digo, que un trocito del mío es para ti.

    Besos!!

    ResponderEliminar
  7. Pus ya sabes que un trozito de mi corazón es tuyo amiga mía...me encanto como siempre leerte, un abrazo cariñoso...

    ResponderEliminar
  8. Hermoso tu cuento Belkis, dulce y humano, lleno de vivencias que nos sirven para reflexionar,Besos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. muy bella historia, muy reflexiva. gracias por comaprtinos este pos.
    un abrazo

    ResponderEliminar
  10. Las cicatrices de la vida...
    Bonito cuento.

    Besos.

    ResponderEliminar
  11. Oish, que precioso, de verdad. Me emocioné y todo. Me ha gustado mucho.
    Besooss!!

    ResponderEliminar
  12. Un corazón que late es un corazón lleno de vida, como el tuyo, y como los nuestros que por ellos fluye la vida amando y sintiendo, amiga Belkis.

    Un beso enorme.

    ResponderEliminar
  13. Belkis, este relato me ha parecido precioso y me ha llegado al corazón.
    Un corazón que no tiene marcas es un corazón que no ha vivido.

    Un beso grande

    ResponderEliminar
  14. Hermoso relato, Belkis siempre compartes bellas reflexiones que nos ayudan a pensar sobre temas importantes para el ser humano

    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  15. Buen tema, amiga Belkis, El corazón del hombre es engañoso. Dios es el único que los pesa con justicia. Un abrazo

    ResponderEliminar
  16. Olá amiga
    Um belo texto , com uma bela mensagem de amor.
    Beijos

    ResponderEliminar
  17. Si fuera por las heridas..el mío sería una belleza...


    Pero algunas no se cicatrizan..y se desngra lentamente...

    Besotes

    ResponderEliminar
  18. Muchas gracias por tan hermoso relato. Está lleno de ternura.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  19. Belkis, llega al alma el relato.
    Qué grande el corazón de ese hombre.
    ¿Qué mas grande que compartir todo cuanto se es, y se posee?

    Muchos besos amiga

    ResponderEliminar
  20. herosisisimo relato eguro que el corazón es un albergue de sentimientos con sentidos y sucesos que pasan en nuesta vida, pero que mejor si en el guardamos solo amor no??'
    besitos feliz semana

    ResponderEliminar
  21. Qué historia más hermosa, Belkis. Me ha encantado y te agradezco que la hayas hecho conocer. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Así tengo yo el corazón...



    Saludos y un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. No lo conocía. Me gusta la sabiduría y el temple de los ancianos.

    Besos

    ResponderEliminar
  24. Que bonito cuento, mientras mas arriesgado el corazon, mas valioso y sobre todo mas hermoso, por que significa que es un corazon entregado

    ResponderEliminar
  25. Muy interesante esta entrada amiga, un placer como siempre pasar por tu espacio, cariños y abrazos, feliz semana.

    ResponderEliminar
  26. un hermoso relato el que estampas en tu lienzo es hermoso hay mucho por ver leer y comtemplar gracias

    BELKIS por este corazon, te felicito.


    au abrazo desde..........



    un mar de sentimientos.

    ResponderEliminar
  27. Belkis, que leyendas más hermosas nos traes.Son auténticas lecciones.
    Un besino.
    Goriot.

    ResponderEliminar
  28. Precioso cuento. Gracias como siempre por traernos estás historias que nos hacen meditar.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  29. Hola Belkis, tu corazón tiene que ser hermoso, cuando regalas este relato que rompe el corazón

    Abrazo sincero
    M. Ángel

    ResponderEliminar
  30. Hola Belkis

    Gracias por compartir este cuento tan dulce y humano con un hermoso mensaje de amor.

    Me encanta como siempre visitarte y leerte.

    Besitos

    ResponderEliminar
  31. Mi querida Belkis:

    ¡Qué fabulas más bellas nos ofreces siempre!

    Un corazón sin aristas y sin bordes, verdaderamente, no es un corazón humano o estrenado... Las cicatrices son las que nos marcan el camino, la gran mayoría de las veces...

    El amor es también sufrir y dejar una huella indeleble en el corazón...

    Belkis, te dejo todo mi cariño y mi deseo de unas felices vacaciones... Hasta agosto no retomaré la bloggosfera...

    Espero que estés más recuperada... de corazón :)

    Muchos besotes.

    ResponderEliminar
  32. HOLA BELKIS: ME ENCANTA TU BLOG. TUS MENSAJES SON POSITIVOS Y CON CONTENIDO POR ESO QUIERO COMPARTIR EL PREMIO DARDOS QUE ME OTORGÓ SOR CECILIA DEL BLOG "ESTOY A TU LADO" ME GUSTARÍA MUCHO QUE PASES POR MI BLOG A RETIRARLO.
    CON INMENSO CARIÑO.
    ♥ALICIA

    ResponderEliminar
  33. Todas las vivencias, buenas y no tanto, que deja el amor, los sentimientos y que dejan su huella. Una experiencia viva y una buena metáfora pra pensar en la vida. Besos

    ResponderEliminar
  34. Realmente precioso. Lo mejor que tenemos es todo aquello que hemos dado. Un abrazo, belkis.

    ResponderEliminar
  35. Realmente nos has regalado una joya muy valiosa Belkis!!!

    Tu corazón es muy grande y hermoso!!

    Abrazos de mi corazón al tuyo!

    ResponderEliminar
  36. Belkis, esta fábula es hermosa, al igual que la moraleja final.
    ¡Gracias!
    Saludos.

    ResponderEliminar
  37. Una hiostoria muy bella y aleccionadora...Un beso.

    ResponderEliminar
  38. Tal vez por eso deberia tenerse respeto a las personas que han luchado durante tantos años no???

    Cariños y sueños de hoy , de ayer y de mañana, son hermosos de tener.

    ResponderEliminar
  39. Emocionante y sensible relato, gracias por compartir tu corazón con nosotros. Besitos, dulce amiga

    ResponderEliminar
  40. Belkis, amiga mía Murciana (jamás imaginarias lo mucho que amo tu bendita tierra), tus palabras hermosas me emocionan, me haces muy feliz cuandoi me dices cosas tan inspiradoras y dulces.

    Te lo agradezco de corazon amiga mía.

    ResponderEliminar
  41. Un relato para aprender, aprender que el un corazón con más cicatrices es un corazón sabio, sabio en amor, en tristeza en conjunto lo que la vida va marcando.

    Sin plabras, me ha gustado mucho, siempre dejas huella.

    Un fuerte beso

    ResponderEliminar
  42. bello y reflexivo como siempre has dado una muestra de tu generosidad al visitar mi blog, muchas gracias ya volveré con fuerzas
    JC

    ResponderEliminar
  43. Me hace reflexionar y ver de alguna manera cuanto amor recibimos todos los días y cuanto amor podemos dar y no lo damos. No nos acostumbremos a solamente recibir, Debemos recordar que así como Dios da, también quita... Recordar que hay muchas formas de mostrar nuestro afecto por alguna persona, no necesariamente ser conocida. Hay mucha gente afuera que necesita una sonrisa, un saludo, un abrazo. Vamos hacerlo.

    Recuerda que en este mundo estamos para consolar y ser consolados.

    Bendiciones
    Tu amigo Daniel

    ResponderEliminar
  44. Belkis
    ¿Como no han de quererte tus seguidores?

    La historia, alguien muy sensible la ha escrito. El viejo es sabio.El joven aprende de él,se conmueve y le da parte de su corazón.
    Aquí la que ha puesto el corazón para ponerla en pantalla,eres tú Belkis, de Murcia:España

    El corazón de este argentino esta contigo,amiga mía. ¿sabes que estamos bajo el mismo signo de Escorpio? y... que, tus interese coinciden con los míos.¿No tendremos almas gemelas?

    Lindo..escribes,analizas,reflexionas. Y...linda en todo sentido..eres..¡¡mujer!!

    Besos
    desde mi Buenos Aires:Argentina.

    ResponderEliminar
  45. Una gran lección.
    Un corazón sin sabores, muere en el olvido.
    La comunicación entrelada con generosidad son el sabroso fruto a compartir.


    Un abrazo.
    Gracias.

    ResponderEliminar
  46. Los corazones que no tienen cicatrices, los hermosos a la vista, son aquellos mas egoístas, o fríos, por que el dolor, la decepción sin duda dejan huellas.
    Un precioso relato que tendríamos que tener en cuenta.
    Un besazo

    ResponderEliminar
  47. Es muy bella esta historia y totalmente cierta, el corazón nos fue dado para amar y el amor deja sus huellas, debemos dar gracias por eso y saber ver la belleza que encierra.
    Buen finde!!Corazón.
    Besos:)

    ResponderEliminar
  48. Olá Belkis

    Porque será que as pessoas julgam que ser belo é não ter cicatrizes?
    Cada marca conta muitas vezes uam história de amor e partilha.

    Abraço grande

    ResponderEliminar
  49. Melkis preciosa reflexión la que compartes con nosotros. Da a pensar las cictrices que deja el entregara el corazón.

    Gracias por visitarme y por seguirme yo hare lo mismo.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  50. ¡Qué preciosa entrada amiga!Qué interesante historia de amor y generosidad. Como dijo Saint Exuperry en su Principito: Lo esencial es invisible a los ojos.
    ¡Maravilloso! Felicitaciones! Un abrazo grande.
    En mi blog Con los ojos del alma hay un Premio, me hará muiy feliz que lo recibas. Otro abrazo.

    ResponderEliminar
  51. Como siempre muy acertada escogiendo lo que quieres transmitir.
    Buen fín de semana y quizá ya me despida hasta septiembre, comienzo mi andadura de abuela de verano, aunque es posible que algún dia me conecte.

    un abrazo inmenso,

    ResponderEliminar
  52. Hola querida Belkis quise pasar de nuevo a agradecerte tu bello comentario y me he vuelto a entretener leyendo esta hermosa historia, no sé si será porque últimamente estoy demasiado sensible pero me ha llegado dentro y además me he sentido profundamente identificado por infinitas razones.

    Gracias de nuevo por compartirlo.

    ResponderEliminar
  53. Hermoso texto, gracias por compartirlo

    ResponderEliminar
  54. Muy didáctico...hermoso y que da para meditar.

    Un abrazo austral.

    ResponderEliminar
  55. Me encantó este cuento cuando lo leí y lo quise compartir con ustedes porque soy de las que creo que siempre que haya un hueco en nuestra vida hay que llenarlo de amor porque éste lleva a la plenitud. Amar es comprometerse sin garantías, es un acto de fé, es dar, es servir, es renunciar, es entrega. El dolor que nos producen las heridas de amor fortalecen y enriquecen nuestro espíritu.

    Una Ostra que no es herida, no produce perlas, pues las perlas son heridas cicatrizadas.
    Deberíamos cubrir nuestras heridas con varias capas de amor, y no como hace la mayoría que sólo se preocupa de cultivar resentimientos, dejando las heridas abiertas, e impidiendo que cicatricen. Esto solo hace que llevemos una vida hueca y vacía.

    Gracias a todos los amigos que me han dejado tan profundos y bellos comentarios.
    Este espacio es para mi un manantial de belleza y bondad.

    Un beso muy grande a LUIS G., ZAMORA, MYR, JOOP, CANDI, JOSE RASERO, ARWEN, ROBI, RELTIH, MAR, MARY, MARIA, ASUN, VICENTE, MAGUIPARIS, WANDERLEY, MINOMBRESABEAHIERBA, ENRIQUE, DUNA, ADRIADNA, JUAN, LA SONRISA DE HIPERION, SOMMER, JANETH, FRANCISCO JAVIER, ARAMIS, GORIOT, THOT, MIGUEL ANGEL, TETIS, MAR, ALICIA, BEKER, DE POESIA Y OTRAS COSAS MAS, ISABEL ROMANA, ADRIANA ALBA, JORGE, SAKKARAH, ABUELA CIBER, CIRCE, JOSECB, ASHIA, JUAN CARLOS, DANIEL, MIGUEL, OLGA I CARLES, CELE, ANGELES, ARGOS, NICOLAIDES, RICARDO, ALMA, MARIA ROSA, J.F. GUIXOLS, ESTEBAN.

    Gracias a todos de corazón.

    ResponderEliminar
  56. Belkis,
    Pues aquí tienes un trozo del mío, yo ya hace tiempo que sentí que tenía alguna parte del tuyo. Preciosa historia!

    Besos

    ResponderEliminar
  57. Definitivamente cierto Antonio, un gran trozo de mi corazón te pertenece. Gracias por estar siempre presente en mi rinconcito.
    Besos

    ResponderEliminar
  58. Es una de esas historias que nunca se debe de olvidar. ;)

    ResponderEliminar
  59. Definitivamente Nogard. Aquellos sentimientos que albergamos en nuestros corazones son los que marcan la diferencia del tipo de vida que disfrutamos.
    Un abrazo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  60. Belkis:
    Gracias por permitir que pueda seguir tu blog y saborear tus maravillosos escritos y opiniones.
    Un beso,
    Luis Carlos
    PD: Vuelvo

    ResponderEliminar