12/9/10

PENA


Pena es lo que yo siento
Por tu decisión malsana
No saber aprovechar
El privilegio logrado
Y que a tu tan corta edad
Tu camino este varado.

Pena que en la necedad
Nos hagamos sordos y ciegos
Y que en la obcequedad
Creamos todo poderlo,
E incluso hasta merecerlo.

Se que nadie nunca aprende
En la cabeza del otro
Por eso nacemos niños
En vez de nacer ya viejos.
Tan así es que la experiencia sólo
Llega con los años
Cuando ya no hay marcha atrás
Para desandar lo andado

De nosotros es que depende
Lo que el mañana nos traiga
Para ello hay que poner
Al presente buena cara,
Agradecer lo obtenido,
Disfrutar con cada gramo
Del aire que respiramos,
Del paisaje contemplado,
Del amor que compartimos,
De todo lo que nos es dado.

Deseo estar equivocada
Y que tu opción sea atinada
Que no tengas que llorar
Por esa acción tan temprana
Que a mi entender es errada.

Sólo me queda invocar
Cada día en mi oración
Para que nuestro Señor
Te ilumine con fulgor
Y guíe siempre tus pasos
Por donde no haya dolor.
Aut0r: Belkis Torres Franco

Etiquetas:

68 comentarios:

Blogger Belkis ha dicho...

Es cierto que de los errores se aprende, pero si hiciéramos caso a nuestros mayores, estoy segura de que avanzaríamos con pasos más rápidos y nos evitaríamos algún que otro sufrimiento en la vida. Sé que la escala de valores difiere de persona a persona, y lo que para uno es bueno, para el otro no lo es tanto, por eso soy bastante respetuosa de las opiniones y decisiones de cada uno.
Estos versos me salieron a vuelo de pájaro, porque estoy algo triste por la decisión de una niña a la que quiero casi como a una hija y que tuvo la oportunidad de un futuro, a mi entender, más prometedor, que el que ella escogió, pero como he dicho en múltiples ocasiones, cada uno a sus andadas y a convertir el limón de su vida en una limonada mas o menos dulce, según su preferencia…
Suerte mi niña, que Dios te ilumine y guíe tu camino por donde no hayan muchas espinas. Te quiero mucho.

12 de septiembre de 2010, 19:42  
Blogger Jota Ele ha dicho...

¡Ay, los jóvenes!

Hay mucho dolor en tu poema, Belkis.

Decía mi padre que la juventud es una enfermedad que se cura con los años. ¡Si, al menos, supieran escuchar!

Espero y deseo, porque veo amor en tus palabras también, que sepa enderezar el rumbo. Porque, lo que siembre es lo que recogerá. Es la Ley de la Vida.

Que todo sea para bien.

Besos.

12 de septiembre de 2010, 19:56  
Blogger F. J. Zamora ha dicho...

MI Mdre siempre me dice qu nadie escarmienta por dicho ajeno. Cuando somos jovenes creemos que estamos en lo acertado y solo estamos al principio de un abanico de posiblidades. Quizas esa sea la salsa de la vida , el aprender por uno mismo.. No podemos evitar sufrir tampoco por los demas.
Seguro que todo le saldra bien , lleva tu deseo y eso ya es un principio.

12 de septiembre de 2010, 20:06  
Blogger Joop Zand ha dicho...

Really nice Belkis....I like this work.

Regards, Joop

12 de septiembre de 2010, 20:11  
Blogger madroca ha dicho...

Precioso poema Belkis.
La primera página de nuestra vida se escribe al nacer, la última al morir, y entre y entre, las páginas las escribimos nosotros, muchas veces vale la pena poder llenarlas de borrones y tachones, será demostración de que vamos cambiando las equivocaciones, intentamos mejorarnos, y muchas veces la mejora viene trás una equivocación
Un saludo

12 de septiembre de 2010, 21:16  
Blogger LEONORCITA ha dicho...

El hombre es el único animal que tropieza dos veces en la misma piedra. Yo añado: y debe ser su piedra y su tropiezo.

Es difícil evitar la caida aconsejando, así que aconsejemos, dejémos libertad para actuar y estemos allí cuando lo necesiten.

Besos............Leo

12 de septiembre de 2010, 21:29  
Blogger Myriam ha dicho...

"De nosotros es que depende
Lo que el mañana nos traiga"
Cuan cierto, Belkis querida... cuan cierto. OJala que esta niña aprenda de la experiencia, sin demasiado dolor. Pero lo sabemos: el camino es invidicual.

Besotes

12 de septiembre de 2010, 22:44  
Blogger Carmela ha dicho...

Me impactó mucho la entrada, de veras.Hay veces que deberiamos hacer más caso de lo que se nos dice pero los mayores también deberias recordar las ganas de vivir que teniais a nuestra edad y el poco caso que también queríais hacer.
Muchos besetes!!

12 de septiembre de 2010, 22:45  
Blogger María Bote ha dicho...

¡Cómo te comprendo, Belkis! escrbí unos versos muy parecidos, con la misma intención y, arropada por una pena inmensa, hace ya algunos años.
Nadie escarmienta en cabeza ajena,
pero cuando quieres mucho a alguien
joven y ves que se va a equivocar,
te sale del alma, intentar al menos, evitarle el sufrimiento, mas nunca se sabe si se acierte o no y, hay que dejar que la vida y los acontecimientos, sigan su curso.
Besos. María.

12 de septiembre de 2010, 22:48  
Blogger MaRy ha dicho...

Yo también rezo por que haya escogido el camino que sea bueno para ella. Espero equivocarme, espero que Dios quiera que me equivoque, diciendo que yo también pienso que habría hecho mejor en no tomar esa decisión así, pero, cada uno con su vida.
Muy lindo poema, muy expresivo, sin duda.
Besooooos!!!

12 de septiembre de 2010, 23:01  
Blogger Asun ha dicho...

Tienes mucha razón cuando dices que avanzaríamos con pasos más rápidos y nos evitaríamos algún que otro sufrimiento si hiciéramos caso a nuestros mayores, pero eso sólo lo vemos con el paso de los años. Mientras tanto lo más que podemos hacer es acompañar y hacerles saber que si nos necesitan nos encontrarán.

Te mando un beso y espero que esa niña a la que tanto quieres sea feliz en su elección.

12 de septiembre de 2010, 23:44  
Blogger Geni ha dicho...

Hola preciosa me encantas que estés de vuelta y con una entrada de lujo como siempre. Hay gente que aprende de sus errores y otras que no y lo peor es que no se dejan ayudar piensan que lo saben todo, tropiezan una y otra vez con la misma piedra ,pero eso no lo podemos evitar los que estamos cerca y lo vemos.
Un besito cielo hasta pronto.

12 de septiembre de 2010, 23:58  
Blogger Eurice ha dicho...

Nacemos para cometer errores y aprender de ellos.
Abrazos!

13 de septiembre de 2010, 1:21  
Blogger Eurice ha dicho...

Nacemos para cometer errores y aprender de ellos.
Abrazos!

13 de septiembre de 2010, 1:21  
Blogger Alexander Camelot ha dicho...

Cuando tu alma se sienta
cansada iluminala con la
suavidad de petalos de rosas,
dandole ese toque magico de
ilusion y de encanto, que hace
brotar los latidos del corazon.

Cierras los ojos y cambialos por
sueños, viste tu alma de colores y
que tu cara se ilumine con jubilo
y delicadeza,abre las manos a la vida,
deja que se llenen de sueños.

Te deseo una feliz semana

Un abrazo y mi amistad siempre...

Alexander♥

13 de septiembre de 2010, 3:42  
Blogger ♥Alicia ha dicho...

Belkis, amiga, que de los errores se aprende lo descubrimos generalmente en adultos.
A esta niña debes acompañarla con tu cariño incondicional.
Un abrazo fuerte fuerte y que Dios bendiga tus dias y la de la niña que está dandote esta penita.
Rezo por ella.

13 de septiembre de 2010, 4:57  
Blogger MIESFE - 64 ha dicho...

Precioso poema Belkis.
felicidades por tu nuevo premio te lo mereces
saludos

13 de septiembre de 2010, 10:08  
Blogger MAJECARMU ha dicho...

Aunque entendemos que,cada cual toma su camino es bueno estar cerca,apoyar e informar desde la experiencia.No sólo por su bien,sino por nuestra tranquilidad moral...A la larga, seguiremos queriéndoles a pesar de todo y ellos sabrán que, siempre los quisimos...!!!
Te felicito por tu inmensidad de espíritu y te dejo mi abrazo inmenso y mi ánimo.
M.Jesús

13 de septiembre de 2010, 10:44  
Blogger Narci ha dicho...

Lo peor de todo es que no podemos valorar todo el camino hasta llegar a su final, y quizá el que parece más escabroso al principio, sea el mejor para esa niña ¿quiés sabe?

Suerte para ella, en cualquier caso.

Besos

13 de septiembre de 2010, 11:00  
Blogger Ibso ha dicho...

Resulta duro ver que aquellos a los que amamos, a los que intentamos ayudar a no caer, a no sufrir, no escuchan nuestras palabras.

A veces creemos que los años y las enseñanzas que aprendimos a base de tropezar en la vida pueden servir a otra persona en una situación similar. Quizás sea cierto, pero no es menos cierto que la lección mejor aprendida es aquella que se vivió en las propias carnes, por difícil que resulte.

Estar cerca para ayudar a levantarse al ser querido es, a veces, lo único que podemos hacer.

13 de septiembre de 2010, 11:13  
Blogger JUAN ha dicho...

Es tan cierto lo que dices...
Tengo en casa la experiencia de haber intentado evitar que mis hijos comentan los mismos errores que cometí yo, pero ha sido inútil; ellos lo saben todo y no aceptan consejos. Hoy uno de ellos sufre las cosecuencias, y ya no tiene remedio. Gracias por compartir.
Saludos.

13 de septiembre de 2010, 11:38  
Blogger María ha dicho...

Lindo poema, querida Belkis, triste, pero muy lindo.

Cada uno tenemos libertad de elegir nuestro futuro, tú elegiste el tuyo, yo él mío, los demás los suyos, así como nuestros hijos elegirán sus caminos, o como dices, esa niña a la que tanto quieres como una hija, ella ha elegido su camino, si ella se equivoca será por ella misma, pero es su decisión y aunque duela hay que respetarla.

Creo que muchas veces nos deberíamos poner una máscara de hierro en el corazón para no hacernos daño con las decisiones de las personas a las que queremos, es su vida, no la nuestra, es su felicidad, y aunque no sea la nuestra, es su camino, y yo misma me aplico mis palabras porque sé que algún día cuando mi hija sea mucho mayor, ella tendrá que elegir su camino, y yo me tendré que aguantar con la decisión que elija, aunque no me guste, pere tendré que comprender que es su propia vida y no la mía.

Un beso enorme, querida Belkis, y por favor, no sufras, intenta ser feliz por la propia felicidad de ella.

13 de septiembre de 2010, 17:19  
Blogger angel ha dicho...

Amiga Belkis: Nos tenemos que equivocar, porque la perfección no existe...

Pero recuerda, no importa las veces que te equivoques. Haz frente a ésas adversidades.

bikiños. Ángel.

13 de septiembre de 2010, 21:05  
Blogger JİVAGO ha dicho...

Hola, Belkis , Sólo la justicia y el equilibrio en nuestras manos...Pero, mundo muy cruel.

Muy bonita la poesía, significativo.
Gracias amiga!..

Besos.

13 de septiembre de 2010, 21:34  
Blogger Wanderley Elian Lima ha dicho...

Olá Belkis
Seu poema é cheio de verdades, a experiência só chega com o passar do tempo., com o amadurecimento.
Beijos

13 de septiembre de 2010, 21:40  
Blogger Candi ha dicho...

Es un bello poema, salido del corazón.
Eres muy sensible y llena de magníficos sentimientos.
Cuando vemos que alguien que queremos, equivoca su camino, duele; pero a lo mejor le ayuda a reconducir su vida, aunque ahora no se vea.
Te mando mil besos

13 de septiembre de 2010, 22:45  
Blogger Argos ha dicho...

OLá

Pena é uma palavra muito forte!
Mas a verdade é que novos ou velhos, semeamos o nosso caminho com erros.

Abraço grande

13 de septiembre de 2010, 23:18  
Blogger RAFAEL LIZARAZO ha dicho...

Hola, Belkys:

Qué dolor y cuanta pena nos causa ver que alguna persona joven escoge el camino equivocado sin atender los consejos de los mayores, pues piensan tener la razón. Luego la vida les hace entender y a veces ya nos hay regreso.

Tu poema tan sabio, nos puede servir a muchos padres, para dar algunos consejitos recitados con amor.

Abrazos.

14 de septiembre de 2010, 1:18  
Blogger Antonio Misas ha dicho...

¡Hola Belkis!
Es muy bonito lo que dices y en cierta manera estoy de acuerdo pero por otra parte una vez lei que solo aprendemos de nuestros aciertos y además, yo que me llevo equivocando toda la vida, cada vez que me equivoco me acuerdo de Chaplin que decía: "me gustan mis errores y no quiero renunciar a la libertad deliciosa de equivocarme"

BESOS

14 de septiembre de 2010, 7:52  
Blogger beker ha dicho...

A veces es necesario tropezar para reencontrar el camino, porque cada uno debe elegir su propio recorrido por mucho que a los demás muchas veces nos deje descompuestos... Un gran abrazo amiga

14 de septiembre de 2010, 11:43  
Blogger Alijodos ha dicho...

Que de verdades nos dejas en este escrito mayusculo que bien podría ser una oda a la vida...un placer volver por aqui querida mia.

14 de septiembre de 2010, 11:55  
Blogger maria rosa ha dicho...

Querida Belkis, que bonito te ha salido del alma, pero que cierto es que de nada sirven los sabios consejos de los años cumplidos y vividos, nos tenemos que estrellar y dejar que se estrellen.
Que buen corazon tienes, con el tiempo volverá, seguro.

un abrazo amiga y contenta de estar otra vez de nuevo leyendo tus sabias reflexiones.

14 de septiembre de 2010, 13:05  
Blogger Liz ha dicho...

Me alegro saber de ti; gracias por tu comentario.
Yo tambien te sigo.

Besos y abrazos.

14 de septiembre de 2010, 16:31  
Blogger Estrella del Mar ha dicho...

Querida amiga Belkis, un poema para bello de mucha reblesión espero y deseo que lo lean todos aquellos jovenes que toman un camino sin escuchar a sus mayores sobre todos a sus dolientes, pero como tu muy bien dices, si nos hiciéramos
caso de nuestros mayores...pues no tomprezariamos y nos librariamos de muchas espinas en nuestro caminar por la vida, te ha salido un poema precioso lo has bordado amiga mia se ve que te ha salido desde muy dentrito de tu corazón.
Te dejo besos y abrazos grandote tu amiga Lola.

14 de septiembre de 2010, 17:12  
Blogger Adolfo Payés ha dicho...

Tiempos sin leerte y hoy me quedo con tus versos.. maravillosamente escrito..



Un abrazo
Con mis
Saludos fraternos de siempre.

14 de septiembre de 2010, 17:36  
Blogger Quino ha dicho...

Hola!!!
Paso por primera vez por acá y como en la variedad está el gusto... Me paré un poco más de lo habitual y la verdad que me has sorprendido.
Me quito el sombrero y también soy de los que opino que todo depende de cada uno de nosotr@s. La dirección, el camino, la mirada, la elección, etc...
Felicidades!!!
Espero volver y seguir estas verdaderas obras de arte.

Un fuerte abrazo desde Galicia.

14 de septiembre de 2010, 18:29  
Blogger Montserrat Sala ha dicho...

Me ha emocionado tu verso, querida amiga. Se nota que quieres mucho a esta personita, que no quiere escuchar demasidos consejos. El tiempo se encargará de darle o nó la razón.
Todos en la vida hemos dado pasos equivocados, i hasta hemos tenido tiempo de aprender y rehacer nuestro camino. Saludos cariñosos.

14 de septiembre de 2010, 21:51  
Blogger reltih ha dicho...

me encanto mucho tu reflexión. gusto en leerte.
besos

14 de septiembre de 2010, 22:10  
Blogger Sakkarah ha dicho...

Me ha gustado mucho porque es muy reflexiva.

Tienes un premio en mi blog.

Muchos besos.

14 de septiembre de 2010, 22:40  
Blogger Monja de Clausura Orden de Predicadores ha dicho...

Estimada Belkis:
Cuando leí tu hermoso comentario, entrelineas adiviné que algo te pasaba, llego a tu cas y me encuentro un hermosao poema pero gesgarradao por el dolor. Veo a una hermosa joven a la que nos indicas que pinchemos, es como tu hija y la quieres como si fuese de tus mismas entrañas. No se qué ha decidido hacer en su vida, pero si el lugar de rechazar su decisión estuvieses a su lado podrías evitar dolores y errores. La experiencia me ha enseñado a saber dar aquello que se necesita sin que se den cuenta de que lo necesitan.
Estoy a tu lado reza por vosotras.
Con ternura
Sor. Cecilia Codina Masachs O.p

15 de septiembre de 2010, 0:24  
Blogger Poeta del Cielo ha dicho...

juventud etapa donde aprendemos con dolor un lindo poema amiga para reflexionar..
saludos
linda semana
abrazos

15 de septiembre de 2010, 1:21  
Blogger MAR SOLANA ha dicho...

Es un poema muy lindo, Belkis, sobre todo porque transpira amor por cada unos de sus versos y estrofas.

Espero que esta niña a la que tanto quieres sepa poner los azucarillos a la limonada que siempre nos prepara la vida, como bien dices tú.

Cada uno escoge su senda, Belkis, y eso es sagrado porque todos sabemos, más o menos, hacia donde vamos aunque ignoremos cuando o a dónde llegaremos; lo importante es el camino.

Un beso muy fuerte.

15 de septiembre de 2010, 1:54  
Blogger Janeth ha dicho...

Mi querida Belkis, asi es con mucho dolor vemos como las jovencitas suelen tomar decisiones al parecer equivocadas,...

Cuando se trata de una hija o un hijo duele muchisimo, ya que como padres quisieramos evitarles dolor, pero es imposible, cada uno tiene que vivir sus propias experiencias y aprender, eso te digo por que lo aprendi en carne propia, es dificil pero es una realidad

Te dejo besitos amiga, es una poesia hermosa llena de amor me encanto...

15 de septiembre de 2010, 3:07  
Blogger Arwen ha dicho...

Es inevitable ver como nuestros inexpertos jóvenes cometen errores, es ley de vida querida amiga...solo nos queda acompañarlos cuando en su caída se vuelvan a levantar y tengan ánimos de volver a luchar...aunque te comprendo porque a veces esta tan claro, son muy tercos y vanidosos, en fin paciencia cielo...un poema precioso que puede hacer reflexionar a mas de una persona de que las decisiones cruciales hay que pensarlas con algo mas que el corazón...besitos amiga mía y muchas gracias por visitarme...ahhh y me alegro que lo hayas pasado muy bien en tus vacaciones....

15 de septiembre de 2010, 13:37  
Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Se aprende viviendo.

No hay otro camino, y desconfìo de aquellos que "todo lo saben".

Buen poema. Fuerte.

Un abrazo.

15 de septiembre de 2010, 13:52  
Blogger Ashia ha dicho...

Me alegra leerte Belkis.

Cuando he leído la poesía en el blog, me he dado cuenta que era pare una persona querida, para una niña.

Difícil es que una cría haga caso cuando algo se le mete en la cabeza, tienen que escarmentar darse cuenta por ellas solas, por mucho que la digas o la digan no lo entendera, hay que dejar que tome sus propias decisiones para que aprenda de sus errores, como a todos nos ha pasado.
No se puede evitar el sufrimiento por mucho que se quiera, se quiere protejer, es inevitable que pase por ellos.
Como bien dices la deseo un camino sin espinas y a ti Belkis que no dejes de sonreir.
Seras siempre su gran apoyo, tanto en lo bueno como en lo malo.

Un beso enorme.

15 de septiembre de 2010, 16:34  
Blogger Phivos Nicolaides ha dicho...

Lindo poema querida amiga. Besos

15 de septiembre de 2010, 17:33  
Blogger Adriana Alba ha dicho...

Un escrito muy tierno amiga Belkis y lleno de nostalgia.

Me uno en tu oración para que Dios ilumine a la niña del poema!

Y que se manifieste lo mejor!

Un fuerte abrazo amiga.

15 de septiembre de 2010, 18:16  
Blogger Enrique Rojas Guzmán ha dicho...

Para que una persona madure es necesario que se equivoque, lo malo es no aprender de los fallos.
Saludos

15 de septiembre de 2010, 21:43  
Blogger Ricardo Miñana ha dicho...

A veces sentimos la impotencia de ver como los jovenes eligen el camino equivocado, esperamos que en su caminar por la vida se den cuenta del error.
has regresado iluminada amiga Belkis, siempre es un placer leerte.
que tengas una feliz semana.

16 de septiembre de 2010, 12:13  
Blogger ShiroDani ha dicho...

Me tendrás que perdonar, pero te prometo que me da vértigo cada vez que entro en tu blog. Te aseguro que entro, pero aunque no te lo creas, me da reparo dejarte un comentario, tantos comentarios... ya te comente que yo recibo 5 y para valorarlos y responder calmadamente ya me cuesta.
Cuando entro y veo como esta entrada, 50 comentarios, eso es como leer un pequeño libro y después la necesidad de escribir otro en agradecimiento.
Bueno, esta vez he entrado pues seria también una muestra de mal gusto venir y no saludarte.
Así que, un saludo y enhorabuena.
Un abrazo

16 de septiembre de 2010, 13:12  
Blogger Juan Antonio Torrón Castro ha dicho...

Cada uno tiene que vivir su mundo, su momento. Ya nos gustaría que nuestras experiencias sirvieran para algo, en su beneficio, pero se escucha poco y creo que cada vez menos, lástima.

De todos modos pienso que hemos de ser optimistas, que éstas nuevas generaciones son guapísimos y de muy buena pasta.

16 de septiembre de 2010, 21:01  
Blogger Alma Mateos Taborda ha dicho...

Si supiéramos escuchar a tiempo los buenos consejos, nos equivocaríamos mucho menos. Pero a veces somos más impulso que razón y tropezamos. Muy bello poema. Un abrazo grande.

16 de septiembre de 2010, 21:03  
Blogger JİVAGO ha dicho...

Hola, BelkisLes deseo un buen fin de semana.
Un beso.

16 de septiembre de 2010, 23:48  
Blogger Olga i Carles ha dicho...

Gracias Belkis.
Un hermos texto.
De la niñéz a la vejez tenemos esas bellas oprtunidades que te da la misma vida para aprender.
Del conocimiento.
De la sabiduría,
vamos andando caminos.
Siendo humildes.
Siendo cquetos y risueños, transmutamos la pena viendo las cosas desde otra presperctiva más elevada, y comprendemos mejor.
Siendo conscientes de la consciéncia alcanzamos el premio merecido a causa de un esfuerzo ilimitado.

17 de septiembre de 2010, 7:43  
Blogger Olga i Carles ha dicho...

Gracias Belkis.
Un hermos texto.
De la niñéz a la vejez tenemos esas bellas oprtunidades que te da la misma vida para aprender.
Del conocimiento.
De la sabiduría,
vamos andando caminos.
Siendo humildes.
Siendo cquetos y risueños, transmutamos la pena viendo las cosas desde otra presperctiva más elevada, y comprendemos mejor.
Siendo conscientes de la consciéncia alcanzamos el premio merecido a causa de un esfuerzo ilimitado.

17 de septiembre de 2010, 7:44  
Blogger Paco Bailac ha dicho...

un asaludo cordial, amiga


Paco

17 de septiembre de 2010, 10:41  
Blogger Tomás Mielke ha dicho...

querida Belkis, estarái bien aprender de los mayores, de nuestra historia para que no se repita pero tan solo aprendemos cuando la vida nos das palos e incluso a ciegas

besos

y gracias por tu visita a mi hotel

17 de septiembre de 2010, 21:46  
Blogger ARIADNA ha dicho...

HERMOSOSAS LINEAS HAS DEDICADO... NADIE APRENDE EN CABEZA AJENA, SI TODOS SIGUIERAMOS LOS SABIOS CONSEJOS DE LAS PERSONAS QUE NOS AMAN NUESTRA VIDA SERIA DEFINITIVAMENTE MAS FACIL PERO DESAFORTUNADAMENTE NO ES AS TODOS QUEREMOS VOLAR CON NUESTRAS PROPIAS ALAS AUNQUE NUESTRO VUELO NO SEA EL MEJOR¡¡
BESITOS FELIZ FIN DE SEMANA

17 de septiembre de 2010, 21:58  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

En este mundo de pena, somos nosotros, lo que estamos obligados a ponerle una sonrisa...

Saludos y un abrazo.

18 de septiembre de 2010, 18:57  
Blogger Abuela Ciber ha dicho...

Es opcion que vamos realizando día a día, porque nunca acabamos de aprender.

Con el deseo que en su camino no encuentre tantas espina y que sea suave su andar.

Recibe mi cariño

20 de septiembre de 2010, 7:11  
Blogger Goriot ha dicho...

Belkis, nacemos y los consejos de los mayores y la suerte nos llevan a un destino.
Un beso.
Goriot.

20 de septiembre de 2010, 17:01  
Blogger María ha dicho...

Hola, Belkis:

Vengo a desearte una feliz semana y a dejarte un beso muy grande.

20 de septiembre de 2010, 23:25  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias a todos por emitir sus juicios sobre mis sentimientos de pena y tristeza y sobre todo por acompañarme siempre. Les envio un beso desde el fondo de mi alma: JOTA ELE, ZAMORA, JOOP, MADROCA, LEONORCITA, MYR, CARMEN, MARIA BOTE, MARY, ASUN, GENI, EURICE, ALEXANDER, ALICIA, MIESFE, MARIA JESUS, NARCI, IBSO, JUAN, MARIA, ANGEL, JIVAGO, WANDERLEY, CANDI, ARGOS, RAFAEL, ANTONIO, BEKER, ALIJODOS, MARIA ROSA, LIZ, LOLA, ADOLFO, QUINO, MONSERRAT, RELTIH, SAKKARAH, SOR CECILIA, POETA DEL CIELO, MAR, JANETH, ARWEN, EL GAUCHO SANTILLAN, ASHIA, NICOLAIDES, ADRIANA ALBA, ENRIQUE ROJAS, RICARDO, SHIRO, JUAN ANTONIO, ALMA, JIVAGO, OLGA I CARLES, PACO, MIELKE, ARIADNA, LA SONRISA DE HIPERION, ABUELA CIBER, GORIOT Y MARIA.

21 de septiembre de 2010, 20:29  
Blogger Pi ha dicho...

Hola Belkis

Tus penas merecedoras de muchisimos comentarios, tu escrito muy bien logrado


saludos


Pi

24 de septiembre de 2010, 2:34  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias Pi por llegarte hasta mi rinconcito y dejarme tu opinión. Besos

24 de septiembre de 2010, 22:08  
Blogger JAVIER ha dicho...

Los padres solo podemos llavar de la mano a nuestros hijos hasta una parte del camino, hasta el umbral donde empieza el futuro de ellos. Dese allí ellos tienen que caminar solos aprendiendo de sus aciertos y errores. Nos toca entregarles las herramientas necesarias (conocimiento) para que sepan defenderse en la vida.

Saludos desde Japón.

26 de septiembre de 2010, 12:16  
Blogger Belkis ha dicho...

Tienes mucha razón Javier. En este caso no se trata de una hija, sino alguien cercano a mi y a quien intenté proporcionarle herramientas para que pudiera volar con sus propias alas, pero que entendió que las mismas ya tenían la fortaleza necesaria como para emprender el camino. Yo creo que muy precoz, pero como bien dicen todos los que aquí han comentado, y en pocas palabras, para nosotros actuamos y de esas actuaciones dependerá lo que alcancemos.
Gracias por tu visita. Eres bienvenido. Te dejo un saludo

26 de septiembre de 2010, 17:59  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal