2/8/11

EL RATON Y EL LEON

Unos ratoncitos, jugando sin cuidado en un prado, despertaron a un león que dormía plácidamente al pie de un árbol. La fiera, levantándose de pronto, atrapó entre sus garras al más atrevido de la pandilla. El ratoncillo, preso de terror, prometió al león que si le perdonaba la vida la emplearía en servirlo; y aunque esta promesa lo hizo reír, el león terminó por soltarlo. Tiempo después la fiera cayó en las redes que un cazador le había tendido y como, a pesar de su fuerza, no podía liberarse, atronó la selva con sus furiosos rugidos. El ratoncillo, al oírlo, acudió presuroso y rompió las redes con sus afilados dientes. De esta manera el pequeño ex prisionero cumplió su promesa, y salvó la vida del rey de los animales. El león meditó seriamente en el favor que acababa de recibir y prometió ser en adelante más generoso. En los cambios de fortuna, los poderosos necesitan la ayuda de los débiles.
(desconozco el autor)

Etiquetas:

52 comentarios:

Blogger Galeote ha dicho...

Un precioso cuento con una gran moraleja Belkis. Aunque ya lo conocía, jamás me cansaré de leerlo.
Todos necesitamos de los demás y jamás debemos de subestimar la capacidad de nadie y mucho menos pensar que somos superiores.

Gracias por compartirlo
Un abrazo amiga.

2 de agosto de 2011, 23:57  
Blogger RELTIH ha dicho...

EXCELENTE REFLEXIÓN: TODOS HACEMOS PARTE DE LA ARMONÍA.
BESOS

3 de agosto de 2011, 0:16  
OpenID jonathanhc ha dicho...

Un lindo cuento me encanto.

3 de agosto de 2011, 0:51  
Blogger Red. ha dicho...

Es cierto, mi amiga, siempre que podamos dar una mano debemos hacerlo ya que nunca se sabe a quien estás ayudando, pero no por el hecho de recibir algo a cambio sino porque ayudando... estás cambiando la dirección de un camino!!

Te dejo un besito.

3 de agosto de 2011, 7:08  
Blogger Asun ha dicho...

En esta vida nunca se sabe de quién vas a necesitar la ayuda. Al final todos estamos interrelacionados como en una red. Debemos aprender a ser humildes y no menospreciar al otro pensando que somos mejores que él.

Un besito, y que tengas un buen mes de Agosto.

3 de agosto de 2011, 10:10  
Blogger F. J. Zamora ha dicho...

Todos alguna vez vamos a necesitar de todos. jamas debemos de menospreciar las posibilidades del contrario. Yo es algo que ahora tengo que observar muy bien . Un beso y como siempre son muyapropiados tus relatos con sus reflexiones.
Feliz verano amiga Belkis.
Namaste

3 de agosto de 2011, 10:56  
Blogger JUAN ha dicho...

Muy bonito, Belkis. Lo que dices es cierto:todos necesitaremos ayuda algún día.Un beso

3 de agosto de 2011, 13:11  
Blogger Antonio Fernández López ha dicho...

Llego tanteando y me encuentro un cuento de un león y un ratón. Está bien. Seguramente es un cuento popular y, como todo lo de su cuerda, tiene miga escondida, a la espera de una segunda lectura. Si podemos intercambiar comentarios, pues me alegraré. Un beso

3 de agosto de 2011, 13:25  
Blogger Dany ha dicho...

Me gusta mucho la fábula... más de un alto cargo debería quedar atrapado en una trampa, entonces se vería la bondad de los ratocillos.

Un besote.

3 de agosto de 2011, 15:28  
Blogger El Gaucho Santillán ha dicho...

Esta Fàbula, es de "La Fontaine", un escritor francès del siglo 19.

Las "Fàbulas de La Fontaine", fue uno de mis libros de cabecera, cuando niño.

Un abrazo.

3 de agosto de 2011, 16:12  
Blogger Migue ha dicho...

Eliges con tu buen criterio hermosas fábulas Belkis. Llevado al plano de las personas,nadie tiene la sabiduría de todas las cosas.El más mentado en su área, necesita de otros para resolver un montón de situaciones.Así que la humildad de corazón, es buena compañía para dar y recibir ayuda "sería la moraleja del relato"

Un beso amiga,desde mi Argentina.

3 de agosto de 2011, 16:38  
Blogger Goriot ha dicho...

Con estas leyendas aprendemos mucho, amiga Belkis. En esta vida todos nos necesitamos.
Un saludito muy cordial.
Goriot.

3 de agosto de 2011, 17:30  
Blogger San ha dicho...

Todos necesitamos de alguna u otra forma de los otros, la vida es una rueda decia mi abuela.
Buen cueneto Belkis.

3 de agosto de 2011, 17:41  
Blogger Luis G. ha dicho...

Preciosa fábula, Belkis. La moraleja es estupenda, sugerente, todos componemos equipo.

UN beso,

Luis.

3 de agosto de 2011, 18:06  
Blogger MARU ha dicho...

La Fontaine... qué recuerdos...
Cuántas veces leí sus cuentos y cuántas me los contaron.
Gracias por los recuerdos y gracias por recordármelo, en el sentido literal. Las cosas a veces se nos olvidan.
Un besito, querida amiga.

4 de agosto de 2011, 22:16  
Blogger Myriam ha dicho...

Nunca se sabe como se dan vuelta las cosas. Es que el mundo es redondo.

Muchos Besos

5 de agosto de 2011, 11:10  
Blogger miguel ha dicho...

La moraleja es que hasta quien no cree que necesitara ayuda ,hay momentos que la necesita y que si ayuda lo más lógico es que le ayuden.
Aunque no siempre se cumple,pero tienes mayores posibilidades sembrado ayuda,que si solo te limitas a ridiculizar a quien la da.

6 de agosto de 2011, 15:57  
Blogger Adriana Alba ha dicho...

Muy buena fàbula Belkis!

todos necesitamos de todos.

Hacer el bien sin mirar a quien.

Besitos.

6 de agosto de 2011, 19:41  
Blogger MAR SOLANA ha dicho...

Estupenda esta fábula, Belkis.

Precisamente ayer estuve leyendo retazos de vivencias de prisioneros de los campos de concentración nazis. Cuando acabó aquel atroz infierno, comprobaron como los supervivientes no siempre eran personas fuertes y aguerridas (físicamente), eran más numerosos aquellos que por su fe y honda espiritualidad habían podido dar un sentido a tanta barbarie ayudando a otros a encontrar la suya...

Un besito, querida amiga.

6 de agosto de 2011, 22:31  
Blogger Janeth ha dicho...

Belkis amiga, que linda es esta fabula, sabes, se la contaba a mis hijas, y ahora a mis nietos, tiene un mensaje muy lindo, todos estamos de alguna manera enlazados, y el aparentemente debil, nos puede salvar el dia de mañana, como dicen el mundo gira, y siempre trae sorpresas....

7 de agosto de 2011, 0:21  
Blogger Nuria ha dicho...

Yo siempre digo que el mundo da muchas vueltas,y nunca se sabe como podemos encontrarnos el dia de mañana.Torres más altas caen.

Un placer leerte Belkis.Un abrazo.

7 de agosto de 2011, 8:05  
Blogger Poseidón ha dicho...

hola querida amiga Belkis,

Pecioso cuento como siempre.
feliz domingo.

besos

7 de agosto de 2011, 15:47  
Blogger Jose Antonio Bejarano ha dicho...

Una fábula muy esclarecedora que hace ver que todos somos útiles en algún momento de nuestras vidas, independientemente de nuestra apariencia.
Un beso, amiga

7 de agosto de 2011, 17:16  
Blogger Jose Antonio ha dicho...

Siempre es importante darse cuenta que no somos tan pequeños

7 de agosto de 2011, 19:20  
Blogger Abuela Ciber ha dicho...

Te dejo cariños y el deseos de una buena semana junto a este pensamiento leído:

Lo admirable no es que existan las estrellas sino que el hombre haya podido dar cuenta de su existencia.
Anatole Francie

8 de agosto de 2011, 5:33  
Blogger Olga i Carles ha dicho...

Una gran enseñanza.
Por muy grande y fuerte que parezcas
ser no te fíes. Todo es una armadura.




Gracias.

8 de agosto de 2011, 9:05  
Blogger genialsiempre ha dicho...

Gracias amiga por tus comentarios en mi blog. Me encanta tu entrada

9 de agosto de 2011, 10:13  
Blogger andré de ártabro ha dicho...

Conozco de hace tiempo el cuento, fábula llena de filosofía, La vida tiene muchas paradojas , ¡A quien de le antoja que a vece la cabra mas coja pare dos cabritos!
Me gusta tu blog . volveré,
un beso

9 de agosto de 2011, 23:05  
Blogger David C. ha dicho...

Buena historia. Me dejo reflexionando.

10 de agosto de 2011, 1:19  
Blogger maria rosa-prem prabha ha dicho...

Precioso cuento y preciosa tú.
Eres un encanto de mujer.
Gracias por tus palabras siempre estas.
Como habrás comprobado estoy muy, pero que muy alejada del blog, por diversos motivos, no tengo mucho tiempo, espero a partir de septiembre poder incorporarme con normalidad.
Tambien te deseo unas vacaciones estupendas.
Abrazo inmenso amiga.

10 de agosto de 2011, 12:46  
Blogger Alma Mateos Taborda ha dicho...

Muy bello cuento. Todos necesitamos de los demás, no cabe duda alguna. Bello, como todo lo que nos ofreces. Un abrazo, querida amiga.

11 de agosto de 2011, 2:00  
Blogger Ricardo Miñana ha dicho...

Un precioso cuento que nos puede ser de utilidad para reflexionar,
te deseo pases una bonita semana.
un abrazo.

11 de agosto de 2011, 16:20  
Blogger MTeresa ha dicho...

Como siempre,
nos das una verdadera lección,
en este caso la humildad
es la meta,
una cualidad que muchos desprecian
pero que existe para
facilitar la convivencia,
un besote

12 de agosto de 2011, 18:36  
Blogger Abuela Ciber ha dicho...

Dejo mis deseos que goces de una buena semana!!!!!!
Y que...
"Mires todo lo bello , hasta en la tempestad"
(web)

Cariños

15 de agosto de 2011, 2:46  
Blogger Montserrat Sala ha dicho...

Que bonita fábula. No la había oido nunca. un ejemplo muy ilustrativo de todo lo que los débiles, pueden hacer a los más poderosos y orgullosos especímenes. Me ha gustado. Besos.

15 de agosto de 2011, 18:15  
Blogger Julio Dìaz-Escamilla ha dicho...

En cualquier momento y lugar no hemos de menospreciar a quienes -según nosotros- son más débiles; siempre, poríamos necesitarlos. Lo mejor es ir por la vida sirviendo a todos sin esperar recompensa.
Un gran mensaje.
Abrazos.

15 de agosto de 2011, 21:02  
Blogger ♥Alicia ha dicho...

Hola Belkis.
Precioso cuento y muy buena la moraleja.
Todos somos importantes y necesarios, merecedores de consideración y respeto.
Te dejo un besito y un súper abrazo.
¡Feliz Semana!

16 de agosto de 2011, 3:25  
Blogger Carol ha dicho...

Una fábula excelente para aplicarse día a día, ser humildes y no despreciar a nadie porque la persona más sencilla encierra en su interior un tesoro.

Caminemos por la vida ayudando a otros por el solo placer de dar sentimientos positivos y no romper ilusiones de nadie.

Un abrazo querida Belkis y gracias por recordárnoslo.

16 de agosto de 2011, 10:46  
Blogger Paco Bailac ha dicho...

Toda la BELLEZA tiene su momento. La suma de estos momentos nos llena el espíritu que se convierte en bello.
Un saludo
paco

16 de agosto de 2011, 13:27  
Blogger José Antonio del Pozo ha dicho...

Pues muy bonito cuento. Entre todos, todo.
Saludos blogueros

16 de agosto de 2011, 18:52  
Blogger Myriam ha dicho...

Paso nuevamente a dejarte un fuerte abrazo y un beso

16 de agosto de 2011, 19:39  
Blogger Chuta ha dicho...

Hola,

Bellisimo Belkis y es tan cierto necesitamos de todos.

Gracias Belkis.

17 de agosto de 2011, 7:16  
Blogger Alejandro Kreiner ha dicho...

La vida nos suele devolver lo que damos y , a veces, con creces.

Saludos.

17 de agosto de 2011, 9:39  
Blogger La sonrisa de Hiperión ha dicho...

Siempre estupendos los posts que nos dejas. Un placer haber vuelto por tu espacio.

Saludos y un abrazo.

19 de agosto de 2011, 9:00  
Blogger Juan Carlos ha dicho...

En mi país (Perú) a esta hermosa fábula la conocemos como una de las muchas obras de Esopo.
En ella siento rescatar que todo acto de bondad realizado sin interés y a quién a nuestro juicio jamás podrá compensarnos, puede convertirse en algún momento de la vida, en esa mano salvadora que jamás nos imaginamos nos pudiera socorrer.
¡Saludos!

21 de agosto de 2011, 5:05  
Blogger María ha dicho...

Hola, Belkis:

Hoy nos dejas en tu rincón un cuento muy bello, como todos los que compartes, y en este caso, nos lleva a la reflexión de que todos necesitamos de los demás, y que la humildad debe ser siempre nuestra fiel compañera.

Gracias por hacernos reflexionar, Belkis, y espero que todo vaya bien en tu vida.

Un abrazo muy fuerte.

21 de agosto de 2011, 17:25  
Blogger MEHMET ha dicho...

Fantastic reflexion amiga Belkis.
Gracias..
Les deseo una buena semana.

Un abrazo.

21 de agosto de 2011, 23:29  
Blogger Monja de Clausura Orden de Predicadores ha dicho...

Gracias por tu visita Belkis, siempre me es muy agradable tenerte cerca.
Y una buena lección en este cuento.
Cuando puedas pásate a recoger mi premio del día 27 de JUNIO lunes A LA AMISTAD, no recuerdo si te lo dije.
Espero que sea de tu agrada.
Te dejo mi ternura
Sor.Cecilia

22 de agosto de 2011, 0:25  
Blogger Arruillo ha dicho...

La mejor prueba de que todos nos necesitamos, ni la prepotencia, ni el tamaño, ni la grandeza lo son todo, siempre faltarán los dientes de ese ratoncillo como salvación de última hora.
Besos

22 de agosto de 2011, 10:16  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias amigos por dejarme sus huellas que por ser tan buenas y profundas se quedarán marcadas por siempre en mi vida.
Un abrazo enorme a todos.

22 de agosto de 2011, 19:08  
Blogger Belkis ha dicho...

Sor Cecilia, tengo tu premio con mucho cariño colgado en mi lateral. Claro que me ofreciste y fui gustosa a recogerlo.
Un abrazo

22 de agosto de 2011, 19:34  
Anonymous Saudades da volta ha dicho...

Un hermoso cuento que todavía tiene vigencia en estos tiempos, porque las personas como tú,se han encargado con cada amanecer,a darle vida a los sueños.
Un beso y felicitaciones.
Pasa por mi casa, no necesitas tocar la puerta.

Saudaes da volta

26 de agosto de 2011, 6:48  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal