20/7/09

EL BILLETE DE 50 EUROS


Pablo, con el rostro abatido de pensar, se reúne con su amiga Laura en un bar a tomar un café. Deprimido, descargó en ella sus angustias... que el trabajo, que el dinero, que la relación con su pareja, que su vocación!... Todo parecía estar mal en su vida. Laura introdujo la mano en su bolso, sacó un billete de 50 euros y le dijo: ¿Quieres este billete? Pablo, un poco confundido al principio, le contestó: Claro, Laura... son 50 euros, ¿quién no los querría? Entonces Laura tomó el billete en uno de sus puños y lo arrugó hasta hacerlo una pequeña bola. Mostrando la estrujada pelotita a Pablo, volvió a preguntarle: Y ahora, ¿lo quieres también? Laura, no sé qué pretendes con esto, pero siguen siendo 50 euros. Claro que lo cogeré si me lo das. Laura desdobló el arrugado billete, lo tiró al suelo y lo restregó con el pie, levantándolo luego sucio y marcado. ¿Lo sigues queriendo?Mira, Laura, sigo sin entender a donde vas, pero es un billete de 50 euros, y mientras no lo rompas, conserva su valor... Pablo, debes saber que aunque a veces algo no salga como quieres, aunque la vida te arrugue o pisotee, sigues siendo tan valioso como siempre lo has sido. Lo que debes preguntarte es cuánto vales en realidad y no lo golpeado que puedas estar en un momento determinado. Pablo se quedó mirando a Laura sin atinar con palabra alguna, mientras el impacto del mensaje penetraba profundamente en su cerebro. Laura puso el arrugado billete a su lado en la mesa y con una sonrisa cómplice agregó: Toma, guárdalo, para que te acuerdes de esto cuando te sientas mal... pero me debes un billete nuevo de 50 euros para poderlo usar con el próximo amigo que lo necesite. Le dio un beso en la mejilla y se alejó hacia la puerta. Pablo volvió a mirar el billete, sonrió, lo guardó y con una renovada energía llamó al camarero para pagar la cuenta...

¿Cuántas veces dudamos de nuestro propio valor, de que realmente merecemos más y que podemos conseguirlo si nos lo proponemos?. Claro que no basta con el mero propósito... Se requiere acción y existen muchos caminos.

(DESCONOZCO EL AUTOR)

Etiquetas:

36 comentarios:

Blogger Adrisol ha dicho...

muy buena entrada para reflexionar!!!!!!
muchas veces dudamos de nuestro valor.........y nos quedamos en palabras.siempre tenemos que accionar!!

besos, reina y feliz día del amigo!!!!!!!!!

20 de julio de 2009, 23:51  
Blogger Normis ha dicho...

Excelente leccion que todos deberiamos recordar siempre , a pesar de lo golpeados que estamos por la vida somos unicos y valemos muchisimo !!!
un abrazo y feliz dia del amigo

21 de julio de 2009, 0:07  
Blogger María ha dicho...

Magnífico escrito el que nos dejas aquí del autor desconocido, muchas veces, nuestra autoestima está tan baja que pensamos que no valemos nada, y, en cambio, no nos damos cuenta de lo mucho que valemos para nosotros y para los demás.

Me encantó este relato, gracias por hacerme reflexionar.

Un beso, preciosa.

21 de julio de 2009, 0:09  
Blogger galicia maravillas ha dicho...

:) qué buena historia!!
te he guardado...
UN ABRASITO
  . - - . “     “ . . -   ` " . _
  | C      e _ /        `\\
  “ - .    e / o \\ _a     , _ /
    |     \\ _u/ o\\a    |
    \\ .     \\ / _/ . - . __ /
     . ; . “ - . . . - -   \\  \\ - - .
   . “  \\      . -   /   “ .
  /     “ - - . - - -..    /     \\
  |       \\ __ . . - - `-      |)
..  (|.        |  \\       / - .
   \\  __     /    “ . ““ - . __ . -   \\
   ; `  ` \\ - - ;    |   \\ “.  / ` |
   |.    -|   |    |    |  \\ \\ _ ;
   |     \\ ) ) )   /---   |   - . _/
   \\   ) ) ) - -`   ( ( (  /
    `- - -`       `- - -
y ya no quería estar más en un cajón :)
un beso!

21 de julio de 2009, 0:21  
Blogger jose ha dicho...

Ta gueno , muy gueno . jejejejejeje
Saludos mil

21 de julio de 2009, 0:53  
Blogger Jonathán ha dicho...

Muy bonita reflexión y me recordó algo que le paso a un amigo hace tiempo, abrazos.

21 de julio de 2009, 2:35  
Blogger Janeth ha dicho...

Exelente entrada, siempre existe la oprtunidad de recrearnos, y comenzar de nuevo

21 de julio de 2009, 4:02  
Blogger SilviaE.D. ha dicho...

Hola Belkis!
Hermosa reflexión. Para tenerla siempre en cuenta, cuando la vida nos golpea.
Un beso grande!

21 de julio de 2009, 4:21  
Blogger azul ha dicho...

A veces nos dolemos demasiado

Un beso

21 de julio de 2009, 9:12  
Blogger F. J. Zamora ha dicho...

Todos deberiamos tener un amigo de billetes de 50 Euros. Nos encerramos en lo malo, no vemos ese abanico de cosas buenas que hay a nuestro alrrededor, e incluso en nuestra manos. Lo malo es mas facil de ver y valorar. Tenemos que ver con el ojo de lo positivo , a darnos a valer, a simplemente Ser.
Un abrazo amiga , que tengas una muy buena y feliz semana,que seguro que la tendras por que solo te pueden llegar buenas cosas.
namaste

21 de julio de 2009, 10:25  
Blogger Cornelivs ha dicho...

Estupenda entrada. Todos deberiamos de leer y meditar bien esta linda moraleja que hoy nos propones, querida Belkis.

Muy buena.

Besos...!

21 de julio de 2009, 11:40  
Blogger Angelet ha dicho...

°°°°°°°°°°°°|\ NAVEGUÉ
°°°°°°°°°°°°|_\ HASTA AQUÍ
°°°°°°°°°°°°|__\ PARA DEJARTE
°°°°°°°°°°°°|___\ TODO MI CARIÑO
°°°°°°°°°°°°|____\°°°°°°
°°°°°°°°°°°°|_____\°°°°°°
°°°°°°°°°°°°|______\°°°°°°
°°°°°°______|_______________
~~~~\____________________/~~~~
,.-~*´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*
´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*´¨¯¨`*•~-.¸,.-~*´ `*•~-.¸,.-~*´`*•~-.¸

Y para decirte que, como siempre, estoy totalmente de acuerdo contigo en todo lo que dices con respecto al perdón... Tan sólo tengo un preguntita: ¿Te sabes todas esas citas de memoria o es que tienes una Wikipedia portátil? Porque ¡mare de deu! Una de las cosas que más admiro de ti es que siempre tienes la frase oportuna acompañas el comentario que me envías ¿Cuánto cuesta tu secreto? Jeje... ¡¡¡Es broma!!! Pero lo que sí te digo en serio es que eres un monstruo de las citas... ¡Mare del amor hermos!

Un beso, mi niña linda...

21 de julio de 2009, 14:04  
Blogger Helen Maran ha dicho...

He venido a visitar tu hermosa casa, para decirte que en mi blog hey premios que quiero compartir cintigo.Te dejo abrazos de luz desde Israel.

21 de julio de 2009, 14:05  
Blogger MAJECARMU ha dicho...

A veces ocurre que la vida nos para y nos quedamos quietos sin vislumbrar salida..Sólo es necesario esperar a que pase ese instante..porque nuevas perspectivas aparecen montrando el camino..Hemos de tener la valentía de agarrar esa visión nueva,confiando y volviendo a empezar..Mi vida ha sido una continuidad de imagenes y perspectivas..!

Gracias Belkis por recordarnos que siempre tenemos cerca alguien que nos empuja a seguir.

Un abrazo,amiga.
M.Jesús

21 de julio de 2009, 14:30  
Blogger Geni ha dicho...

¡Vaya entrada! toda una joya,bella en todas su esplendor,su mensaje es toda una filosofía de vida.
A veces no nos valoramos pensamos que somos menos que nada, supongo que se debe a nuestro estado anímico.
Me ha encantado el texto y su mensaje como siempre.
Un beso guapisima.

21 de julio de 2009, 16:32  
Blogger carmen ha dicho...

Hola Belkis,me ha encantado tu entrada,una leccion muy bonita para hacernos reflexionar,hay que valorarse mas,aunque la vida nos golpe a veces con dureza.

Te dejo un besito con todo mi cariño.

Feliz semana.

21 de julio de 2009, 21:33  
Blogger Josep Julián ha dicho...

Conocía la historia pero como todas las que son tan buenas como ésta, nunca pierden su valor.
El valor intrínseco de las cosas es independiente de hechos pasajeros aunque a veces nos lo tengsn que recordar.
Un abrazo,

22 de julio de 2009, 13:55  
Blogger Angeles ha dicho...

Esta historia es tan aplicable ..tantas veces he pasado por ese proceso y .. nos pasa a todos, en realidad cuando nos sucede algo así, la vida nos está dando la gran oportunidad de re-encontrarnos y re-descubrir nuestros valores, los verdaderos, esos que no podemos perder nunca porque están en nuestra esencia.
Gracias por tu saludito de amaistad, en mi blog hay unos premios para compartir contigo.
Besos:)

22 de julio de 2009, 15:29  
Blogger Naiba ha dicho...

¡Muy buena Reflexión!.

Te iba a pedir un billete de 50euros (arrugado...) para acordarme de esta reflexión cuando tenga un mal día, pero creo que me conformo con volver a leer estas líneas cuando los planes no salgan todo lo bien que me gustaría.

Nunca es tarde para re-descubrir que los 500 euros, por llamarlo de alguno manera los llevamos encima desde que nacemos, solo tenermos que recordarlo.

Besitos.

22 de julio de 2009, 16:11  
Blogger Jorge Martin ha dicho...

una historia estupenda sobre el valor de uno mismo. Una lección que siempre deberiamos recordar y sobre todo deberiamos valorarnos más...tanto en los momentos dificiles, como en las alegrias...un abrazo desde mis historias

22 de julio de 2009, 16:23  
Blogger Patricia ha dicho...

Que lindo mensaje!! es verdad que debemos encontrar el verdadero valor que tenemos por dentro y aceptarnos, amarnos, protegernos de negatividades y seguir adelante con la luz que Dios nos dio!
hermoso!
besos, feliz semana!!

22 de julio de 2009, 19:04  
Blogger Shanty ha dicho...

Buen texto Belkis, sin acción no se contruye nada.

Besitos.

22 de julio de 2009, 19:06  
Blogger Jose Ramon Santana Vazquez ha dicho...

...dienro, para vivir una vida diferente y mas aun quizas por darse un mundo paralelo en donde la propia vida no tiene lugar belkis, saludos afectuosos.
Desde mis HORAS ROTAS,
y AULA DE PAZ
un afectuoso abrazo y
cariño compartido
siempre desde el alma
saludos
de amistad:
---Jose Ramon---

22 de julio de 2009, 20:25  
Blogger Rosario ha dicho...

Muy buena reflexión mi querida Belkis como nos tienes acostumbrada.
Una hermosa lección que deberiamos tener en mente siempre, somos lo que valemos por mucho que nos golpee la vida.
Un besito Rosario

22 de julio de 2009, 21:27  
Blogger Rosario ha dicho...

Muy buena reflexión mi querida Belkis como nos tienes acostumbrada.
Una hermosa lección que deberiamos tener en mente siempre, somos lo que valemos por mucho que nos golpee la vida.
Un besito Rosario

22 de julio de 2009, 21:28  
Blogger joman ha dicho...

Hola Belkis, conozco ésta historia, pero es tan buena que no se cansa uno de leerla. Para completar,te regalo ésta otra:


Vengo maestro porque me siento tan poca cosa que no tengo ganas de hacer nada. Me dicen que no valgo absolutamente nada. Me gritan que no sirvo, que no hago nada bien, que soy torpe y bastante tonto. ¿Cómo puedo mejorar?. ¿Qué puedo hacer para que los demás me valoren más?.El maestro sin mirarlo le dijo: “Cuánto lo siento muchacho. No puedo ayudarte, ya que debo resolver primero mi propio problema. Quizá después…” Y, haciendo una pausa, agregó: “Si quisieras ayudarme tú a mí, yo podría resolver este tema con más rapidez y después tal vez te pueda ayudar”.- Encantado maestro, -titubeó el joven, sintiendo que de nuevo era desvalorizado y sus necesidades postergadas.- Bien -continuó el maestro. Se quitó un anillo que llevaba en el dedo meñique de la mano izquierda y, dándoselo al muchacho, añadió- Toma el caballo que está ahí afuera y ve al mercado. Es necesario que obtengas por él la mayor suma posible y no aceptes menos de una moneda de oro. Vete y regresa con esa moneda lo más rápido que puedas.El joven cogió el anillo y se fue. Apenas llegó al mercado, empezó a ofrecerlo a los mercaderes, que lo miraban con algo de interés hasta que el joven decía lo que pedía por él.Cuando el muchacho mencionaba la moneda de oro, algunos reían, otros le giraban la cara y tan sólo un anciano fue lo bastante amable como para tomarse la molestia de explicarle que una moneda de oro era demasiado valiosa para entregarla a cambio de un anillo.Alguien le ofreció una moneda de plata y un recipiente de cobre, pero el joven tenía instrucciones de no aceptar menos de una moneda de oro y rechazó la oferta.Después de ofrecer la joya a todas las personas que se cruzaron con él, que fueron más de cien, y abatido por su fracaso, montó en su caballo y regresó.Cuánto hubiera deseado tener una moneda de oro para entregársela al maestro y liberarlo de su preocupación y recibir al fin su consejo y ayuda.El joven entró en la habitación del maestro.-Maestro-dijo-lo siento. No es posible conseguir lo que pides. Quizá hubiera podido conseguir dos o tres monedas de plata, pero no creo que pueda engañar a nadie respecto del verdadero valor del anillo.Eso que has dicho es muy importante, joven-contestó sonriendo el maestro. Debemos conocer primero el verdadero valor del anillo. Ve a ver al joyero. ¿Quién mejor que él puede saberlo?. Dile que desearías vender el anillo y pregúntale cuánto te da por él. Pero no importa lo que te ofrezca, no lo vendas. Vuelve aquí con mi anillo.El joven volvió a cabalgar. El joyero examinó el anillo a la luz del candil, lo miró con su lupa, lo pesó y luego le dijo al chico:-Dile al maestro, que si lo quiere vender ya mismo, no puedo darle más que cincuenta y ocho monedas de oro.-¿Cincuenta y ocho monedas de oro?-exclamó el muchacho.-Sí- replicó el joyero. Yo sé que con tiempo podríamos obtener por él cerca de setenta monedas, pero si la venta es urgente…..El joven corrió emocionado a casa del maestro a contarle lo sucedido.-Siéntate- dijo el maestro después de escucharlo- Tú eres como ese anillo, una joya, valiosa y única. Y como tal, sólo puede evaluarte un verdadero experto. ¿Por qué vas por la vida pretendiendo que cualquiera descubra tu verdadero valor?.Y, diciendo esto, volvió a ponerse el anillo en el dedo meñique de su mano izquierda.
Un abrazo y gracias por tu ayuda en los asuntos del blog: Joman.

22 de julio de 2009, 23:03  
Blogger Belkis ha dicho...

Cierto ADRISOL, a veces dudamos de nuestro valor, pero eso no es malo siempre y cuando esa duda ponga en marcha la curiosidad y el deseo de saber, de explorar otros puntos de vista, que nos lleven a la ampliación del conocimiento. Dudar, significa empezar de nuevo, partir de cero, es como volver a la niñez, sin contaminaciones, sin prejuicios, sin esas creencias limitadoras que vamos adquiriendo en el devenir de nuestra vida, y que tanto influyen en nuestra actitud, sin que seamos conscientes de ello. Lo importante es que como consecuencia de esa duda existencial lleguemos a la consciencia de nuestro verdadero valor como ser humano. Gracias por tu cariño de siempre. Un abrazo y muchos besos.

NORMIS, la vida si que nos da golpes, pero la clave es saber aprovechar esos golpes, saber sacar todo el oculto valor que encierra aquello que nos contraría, lograr que nos mejore aquello que a otros les desalienta y les hunde. Esos reveses bien afrontados nos ayudan a madurar y a valorarnos en nuestra justa medida.
Gracias por tu visita un fuerte abrazo para ti.

MARIA, tienes razón, nos sentimos listos o tontos, capaces o incapaces, nos gustamos o no. Esta autovaloración es muy importante, dado que de ella dependen en gran parte la realización de nuestro potencial personal y nuestros logros en la vida. De este modo, las personas que se sienten bien consigo mismas, que tienen una buena autoestima, son capaces de enfrentarse y resolver los retos y las responsabilidades que la vida plantea. Por el contrario, los que tienen una autoestima baja suelen autolimitarse y fracasar. Por eso es muy importante valorarnos adecuadamente. Besitos amiga y gracias por venir.

Gracias ALICIA MARAVILLA por haber salido del cajón, me gusta recibirte en mi rinconcito. Gracias por el bonito detalle de los ositos cariñosos. Besos y cariño para ti.

Gracias JOSE me alegro que te haya gustado. Besos

Gracias JONATHAN. Recordar siempre es bueno sobre todo si nos ayuda a reforzar enseñanzas. Besos

23 de julio de 2009, 0:19  
Blogger Belkis ha dicho...

JANETH, interesante lo que dices re-crearnos y empezar de nuevo. Para conocer nuestro valor debemos conocer nuestras capacidades, Todo ser humano es espíritu, tiene un alma (mente) y vive en un cuerpo, y las tres áreas deben ser trabajadas para llegar a un completo entendimiento del valor que tenemos como seres humanos. Gracias como siempre por venir, es un placer recibirte. Abrazos.

SILVIA querida, William Shakespeare dejó escrito que no hay otro camino para la madurez que aprender a soportar los golpes de la vida. Todo lo grande es fruto de un esfuerzo continuado, que siempre cuesta y necesita tiempo. Tener paciencia con nosotros mismos, es decisivo para la propia maduración, Besitos y muchas gracias por tu visita.

AZUL, “nos dolemos demasiado” el dolor nos hace saber que seguimos vivos, pero el no encajar el dolor nos puede complicar la vida, hay que permitir que el dolor fluya. El dolor, la ira, la tristeza, la soledad o el desánimo son emociones que forman parte de la vida diaria. Cuando se glorifica la infelicidad y uno se recrea en ella, puede parecer que existe una confabulación global contra uno mismo. Hay que encajar el dolor y permitir que fluya para poder ser felices. Sentirlo, para desprenderse de él. No hay que dejarse desbordar por un revés, aunque parezca que se hunde el mundo. Debemos afrontarlo con la mayor serenidad del mundo. No es cuestión de cerrarnos a las emociones que provocan los conflictos pero sí de mantenerlas bajo control. Gracias cielo por tu visita y tu cariño. Un abrazo

ZAMORA estoy de acuerdo contigo, si las imágenes mentales son oscuras, hay que darles luz y color; para que el estado de ánimo cambie. Si nos recuerdan escenas desagradables, hay que difuminarlas hasta que desaparezcan. Y, sobretodo debemos procurar que nuestros pensamientos no se estanquen en los aspectos negativos de las cosas. Cualquier moneda tiene dos caras, debemos valorar lo positivo que hay en los hechos de la vida y sobre todo recordar que la belleza y la fealdad, el bienestar y la maldad no están en las cosas, sino en los ojos de quien los mira. Gracias amigo por tu presencia. Un cariñoso saludo

Gracias CORNELIVS por tu fidelidad. Me alegra contar con los valores de las personas que radican en la sencillez con que se proyectan en la vida y sobre todo su disposición para ayudar a los demás. Ese valor te caracteriza. Un cariñoso saludo.

Gracias ANGELET por tus lindas palabras. No me sé todas esas citas de memoria, como ya te dejé en un comentario en tu blog. Pero las citas, los cuentos, las fábulas, son mis muletillas, me enseñan mucho y me ayudan a explicarme, por eso las suelo coleccionar. La ventaja que tengo es el recordar en cada contexto que leo o sobre el que pienso, que alguna vez leí algo que le viene como anillo al dedo y es allí donde actua la búsqueda en mi cajita de tesoros. Gracias amiga y muchos besos.

23 de julio de 2009, 0:38  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias HELEN por tu luz. Iré gustosa a recoger tus hermosos premios. Me gusta recibirte. Abrazos de mi alma.

Hermoso comentario MARIA JESUS, siempre hay una salida a todo problema, sólo la reflexión objetiva puede llevarnos a descubrir esa solución escondida. Un beso muy grande

GENI, que nadie se lleve a engaños pensando que es mejor, no juzguemos a los demás, ni por su apariencia física ni por su capacidad intelectual, porque no estamos autorizados para ello. Hasta aquellos que pudieran parecernos menos, nos pueden enseñar grandes lecciones. Todos tenemos nuestro valor. Gracias por venir y muchos besitos para ti.

Efectivamente CARMEN, Cada uno de nosotros somos como una joya valiosa, pero muchos no sabemos ver nuestro valor. El valor de cada uno de nosotros no depende de los demás, depende única y exclusivamente de nosotros mismos. Creer y confiar en nosotros aumenta nuestra autoestima. Es un gran placer recibirte en mi casita. Muchos besos.

Gracias JOSEP, muy buena observación, “Sólo con el corazón se puede ver bien;
lo esencial es invisible para los ojos”(Antoine de Saint Exupéry) Cada cosa tiene un valor, independientemente de que lo conozcamos o lo apreciemos. Muchas veces no apreciamos las cosas porque no conocemos su valor. Cuando apreciamos algo lo tratamos diferente. Lo cuidamos, lo procuramos, ya sea una persona o un objeto. Hemos descifrado el código y sabemos cuánto significa para nosotros. No importa lo que opinen los demás: para nosotros es único. Nos sentimos afortunados porque está en nuestra vida. Gracias por tu visita y un fuerte abrazo

Gracias ANGELES por tus palabras, por tus regalos y por toda tu. Bonito lo que expones. Abandonar las ataduras, cruzar puentes, dinamitar murallas. Abrir las puertas para que la luz entre y nos permita reencontrarnos, redescubrir nuestros valores. A partir de ahí, entenderemos, comprenderemos, toleraremos, esperaremos, amaremos…. Besitos amiga y gracias por ser y estar.

23 de julio de 2009, 1:10  
Blogger Belkis ha dicho...

Si NAIBA, como dice Josep, “los valores intrínsecos de las cosas son independientes de los hechos pasajeros”. Venimos con la mochila bien cargadita, sólo que a veces en el camino dejamos perder parte del equipaje. Gracias por venir. Muchos besitos.

JORGE MARTIN aceptarse a si mismo y creer en sus capacidades nos ayuda a sentir nuestro valor en su justa medida. Gracias por venir y nos vemos prontito al ritmo de tus magníficas historias. Un abrazo.

Que bonito lo que dices PATRICIA, “seguir adelante con la luz que Dios nos dio” el ser capaces de captar esa luz también ayuda mucho. Un besazo y muchas gracias por tu visita.

Definitivamente SHANTY, reflexión, acción, construcción. Gracias por tu visita Besos

JOSE RAMON, los mejores regalos no son siempre los que cuestan más dinero, el tener un techo no quiere decir que se tenga un hogar. Por eso estoy de cuerdo contigo en que vivir un mundo paralelo en donde el dinero sea lo primordial, posiblemente deje el valor de la vida en segundo lugar. Un abrazo y mucho cariño de amistad para ti también.

Tu sabes de eso ROSARIO, sales fortalecida de cada situación que enfrentas en la vida. Es un gustazo recibirte. Muchos besos.

Estupendo complemento JOMAN a lo que se ha planteado con este texto. Gracias por la historia que ilustra doblemente el mensaje. La importancia de apreciar el valor que tenemos como seres humanos únicos. Para mi es un placer poder colaborar en lo que pueda con los demás. Ojalá y logremos conseguir todo lo que quiere tu esposa para su blog. Por cierto muy bonito, ya me pasé a darle un vistazo rápido. Iré con más calma para leer los contenidos. Un fuerte abrazo

23 de julio de 2009, 1:12  
Blogger Tétis ha dicho...

Hola Belkis

Una bella historia, una buena lección para reflexionar y meditar.

Gracias por compartirla.

Besitos

23 de julio de 2009, 14:42  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias Tetis por tu visita. Me alegro que te haya gustado. Besitos

23 de julio de 2009, 23:14  
Blogger MaRy ha dicho...

Se requiere accion para conseguir nuestros propositos, como cualquier cosa en la vida. Muy bueno el post. Besitoss!!!

24 de julio de 2009, 16:33  
Blogger Belkis ha dicho...

Cierto mi niña bella, La acción no debe ser una reacción sino una creación.
Besitos

24 de julio de 2009, 21:47  
Blogger azpeitia ha dicho...

La vida nos vapulea y nos hace dudar de nosotros mismos en muchas ocasiones, lo difícil es quitarnos las arrugas que nos ha producido esa desafortunada presión....enhorabuena por tu blog....azpeitia

25 de julio de 2009, 12:33  
Blogger Belkis ha dicho...

Bienvenido Azpeitia a mi rinconcito. "Los años arrugan la piel, pero renunciar al entusiasmo arruga el alma". Yo añado que quien tiene la fortuna de tener arrugas es porque ha vivido, es porque ha crecido, fruto de las experiencias acumuladas, de las acciones tomadas, de las emociones compartidas. Asocio las arrugas con la sabiduría y no veo nada malo en ellas. Cada etapa en la vida de una persona es bella y hay que apreciarla en su justa medida con arrugas o sin ellas. Encantada de recibirte.

25 de julio de 2009, 18:32  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal