30/1/09

LA AMISTAD





El ser humano es social por naturaleza, de ahí que necesitemos a otras personas que nos aportan diversidad, entretenimiento, la posibilidad de desarrollar aficiones y de comunicarnos en un ambiente de cordialidad y desenfado, y hasta la posibilidad de evadirnos de los problemas cotidianos.
Pero están esos AMIGOS, aquellos que nos proporcionan una experiencia humana de vital importancia, que son como tesoros entrañables, que muestran interés por lo que nos ocurre, que están dispuestos a aportarnos consejos, apoyo, cercanía y afecto, que nos proporcionan una de las relaciones más puras que se puede tener, los que nos brindan su AMISTAD, ese lazo que se potencia recíprocamente y que nos une a otros seres humanos a través del tiempo y la distancia. Esos que saben todo de ti y que te quieren tal como eres. Aquellos que comparten nuestras tristezas, duplican nuestras alegrías y con los que dividimos las angustias.
Esos por los que sentimos y que sienten por nosotros empatía, simpatía, fidelidad, confianza, sinceridad, respeto, reciprocidad, esos que cuando nos caemos, nos sirven de apoyo.
La amistad se basa en la lealtad y la lealtad no depende de promesas sino de valores compartidos, es un vínculo que nos proporciona la posibilidad de compartir experiencias.
El bueno amigo no anula al otro sino que lo potencia, sufre cuando tu sufres y se alegra cuando tu te alegras. No es envidioso, ni se aprovecha de ti.
La amistad se basa en la confianza mutua, es algo que no se impone ni se programa.



GRACIAS A MIS AMIGOS POR SER TAN IMPORTANTES EN MI VIDA.

Paulo Coelho escribió una pequeña metáfora que ejemplifica muy bien el valor de la amistad y las recompensas que un hombre puede tener si conserva la fidelidad y la lealtad. La historia dice así: Un hombre, su caballo y su perro iban por una carretera. Cuando pasaban cerca de un árbol enorme cayó un rayo y los tres murieron fulminados.Pero el hombre no se dio cuenta de que ya había abandonado este mundo, y prosiguió su camino con sus dos animales (a veces los muertos tardan un cierto tiempo antes de ser conscientes de su nueva condición...)La carretera era muy larga y colina arriba. El sol era muy intenso, y ellos estaban sudados y sedientos. En una curva del camino vieron un magnifico portal de mármol, que conducía a una plaza pavimentada con adoquines de oro.El caminante se dirigió al hombre que custodiaba la entrada y entabló con él, el siguiente diálogo:--Buenos días. --Buenos días - Respondió el guardián. -- ¿Cómo se llama este lugar tan bonito? -- Esto es el Cielo, contesto el guardia. ¡Qué bien que hayamos llegado al Cielo, porque estamos sedientos! -- Usted puede entrar y beber tanta agua como quiera. Y el guardián señaló la fuente. --Pero mi caballo y mi perro también tienen sed, y… --Lo siento mucho, Dijo el guardia interrumpiendo, pero aquí no se permite la entrada a los animales. El hombre se levantó con gran disgusto, puesto que tenía muchísima sed, pero no pensaba beber solo. Dio las gracias al guardián y siguió adelante. Después de caminar un buen rato cuesta arriba, ya exhaustos los tres, llegaron a otro sitio, cuya entrada estaba marcada por una puerta vieja que daba a un camino de tierra rodeado de árboles. A la sombra de uno de los árboles había un hombre echado, con la cabeza cubierta por un sombrero. Posiblemente dormía.-- Buenos días, dijo el caminante. El hombre respondió con un saludo solo con la mano, sin mover la cabeza. -- Tenemos mucha sed, mi caballo, mi perro y yo. -Ah, si… hay una fuente entre aquellas rocas, dijo el hombre, indicando el lugar y añadiendo: --Pueden beber toda el agua que quieran, esta fresca y es natural. Entonces, el hombre, el caballo y el perro fueron a la fuente y calmaron su sed. El caminante volvió atrás para dar las gracias al hombre. --Pueden ustedes volver siempre que quieran. Le respondió éste. -- A propósito ¿Cómo se llama este lugar?- preguntó el hombre. - Se llama CIELO. --¿El Cielo? --¿Sí? ¡Pero… si el guardián del portal de mármol me ha dicho que aquello era el Cielo! -- Aquello no era el Cielo. Era el Infierno, contestó el guardia. El caminante quedó perplejo, añadiendo: --¡Pero esto es inaudito, deberían prohibir que utilicen este nombre, pues es información falsa que de seguro debe provocar grandes confusiones! -- ¡De ninguna manera! increpó el hombre, en realidad, nos hacen un gran favor, porque allá se quedan todos los que son capaces de abandonar a sus amigos. (Paulo Coelho)

Etiquetas:

4 comentarios:

Blogger sol y luna ha dicho...

La amistad es un bien humano y, a su vez, ocasión para desarrollar muchas virtudes humanas, porque crea una armonía de sentimientos y gustos que prescinde del amor de los sentidos, muy bello post, preciosa imagen, porque las mascotas son nuestros mejores amigos, pase un momentico a saludarte y a darte las gracias por visitarme, puedes ir cuando quieras.
Un abrazo fraternal sol y luna.
http://sietesolyluna.blogspot.com

31 de enero de 2009, 0:30  
Blogger YuKiЭ ж DдЯk дnGЭL ha dicho...

Precioso, muy bonito, yo soy de opinion de que la amistad es algo sumamente importante, no es asi?? Bueno pasaba para dejar mi coment, byye nD Bsks!!

31 de enero de 2009, 22:23  
Blogger Antigonum Cajan ha dicho...

La naturaleza clama por amigos, no del teclado, sino los que siembran, estudian y propagan.

Suerte y exito..

1 de febrero de 2009, 12:15  
Blogger Belkis ha dicho...

Gracias a todos por visitarme, para mi es un honor recibirlos y me anima a continuar.
Un abrazo

1 de febrero de 2009, 20:44  

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal